PP dice que el Plan de Modernización de Cultura es "improvisado" y pretende "tapar la debacle" de la llegada de Molina

Actualizado 07/09/2007 20:36:26 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Cultura del Grupo Popular en el Congreso, Beatriz Rodríguez-Salmones, criticó hoy la "improvisación" del Gobierno en la aprobación hoy del Plan de Modernización, que afectará al Reina Sofía y a la Biblioteca Nacional, con el que pretende "tapar la debacle" de la llegada del nuevo ministro de Cultura, César Antonio de Molina.

En un comunicado, el PP dijo que no se siente vinculado a este Plan. No obstante, mostró su "voluntad de acuerdo" en la gestión de las grandes instituciones culturales del Estado, recordando que hay un acuerdo parlamentario vigente desde 1995 con el Museo del Prado y el Reina Sofía, y que el PP ha ofrecido establecer uno similar con la Biblioteca Nacional.

Rodríguez-Salmones criticó que este proyecto "no ha sido en absoluto consultado ni acordado con el grupo mayoritario de la oposición" y destacó que este Plan "es fruto de una improvisación y de una huida hacia delante, para tapar la debacle que se está produciendo ante la llegada del nuevo ministro".

Todo ello, prosiguió, se traduce en que "la lamentable gestión de estos últimos tres años se está viniendo abajo en cada una de las instituciones culturales del Estado".

Sobre el Reina Sofía, subrayó que "es un museo que el actual Gobierno ha mantenido a la deriva, sin dotarlo ni apoyarlo durante estos tres años". "Pensamos que es imprescindible abrir un debate, que hemos ofrecido y se nos ha rechazado que sea en el Parlamento, sobre la posible gestión y designación de los órganos directores en los museos. No entendemos cómo para buscar mayor autonomía en la gestión de un museo se empieza por vulnerar y atropellar la escasa que ahora tiene", concluyó.