Velázquez, Rubens y El Greco, entre otros, cubren las fachadas del Museo del Prado con motivo de su Bicentenario

Imagen del proceso de instalación de una de las lonas de la fachada de Velázquez
MUSEO DEL PRADO
Publicado 14/11/2018 15:26:16CET

   MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Museo del Prado ha cubierto la fachada del edificio Villanueva con unas láminas en las que están representadas detalles de las telas de cuadros del Prado. Así, obras de Velázquez, Rubens, El Greco, Ribera, Andrea del Sarto, Alma Tadema, Van der Weyden, Ribalta y Veronés han sido las elegidas para recubrir el edificio.

   Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto 'Vestir el Prado' con el que la institución, con la colaboración del Corte Inglés, apuesta por nuevas lecturas de su propia colección para compartirlas con toda la sociedad más allá de sus muros. En total, serán cerca de 11.000 metros cuadrados de PVC microperforado.

   De este modo, se han seleccionado un total de once detalles de nueve obras: 'La disputa con los doctores en el Templo de Veronés', 'La Coronación de la Virgen de Velázquez' y 'La Trinidad del Greco', que decorarán la fachada oeste (puerta de Velázquez); 'La Virgen con el Niño entre San Mateo y un ángel de Andrea del Sarto', 'Magdalena penitente de Ribera' y 'La siesta de Alma Tadema', que vestirán la fachada este; y 'Cristo abrazando a San Bernardo de Ribalta', que engalanará la fachada sur (puerta de Murillo). La fachada norte (puerta de Goya) se descubrirá al público el próximo 19 de noviembre durante un simbólico acto de presentación.

   Con esta iniciativa, la institución busca ofrecer una "nueva mirada" al interior de la colección en la que se han buscado "calidades, gamas cromáticas, materias y gestualidades que se potenciarán entre sí y que visualmente se integran en la arquitectura".

   Este proyecto servirá además para ocultar los andamiajes que ocupan la fachada del edificio Villanueva. El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de agosto aportar cuatro millones de euros para las obras de emergencia en este edificio, principalmente para limpieza y restauración.

   Además, en julio también se aprobó en Consejo de Ministros aportar casi medio millón de euros para otras obras de emergencia en el pórtico de Vélazquez y en la fachada norte del Casón del Buen Retiro.

   En aquella ocasión, el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) valoró que los elementos pétreos en el pórtico de Velázquez, con grietas y lesiones, y la fachada Norte del Casón del Buen Retiro, con pérdida de material y carencia de fijaciones, presentaban "grave riesgo" de desprendimiento de diferentes elementos y "peligro" para las personas que se aproximen a estos frontones.

   Tanto el pórtico de Velázquez del Edificio Villanueva como el Casón del Buen Retiro del Museo Nacional del Prado fueron declarados Bienes de Interés Cultural (BIC) en 1962.