El pensamiento "místico y zen" de José Luis Sampedro en 'La vida perenne'

Olga Lucas, viuda de José Luis Sampedro, y Chema Madoz
EUROPA PRESS
Publicado 08/04/2015 14:12:08CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

'La vida perenne' (Plaza & Janés) es el nuevo libro de José Luis Sampedro, un nuevo trabajo que recopila citas del autor ligándolas con reflexiones de grandes pensadores del mundo oriental y occidental en una mezcla del "mundo místico y zen", según ha explicado el director literario de la editorial, David Trías.

Este nuevo trabajo con textos del escritor catalán, de cuya fallecimiento se cumplen este miércoles ya dos años, es una idea del editor y amigo Ángel Lucía, quien el verano pasado contactó con la viuda de Sampedro, Olga Lucas, para empezar con este proyecto.

Las páginas de 'La vida perenne' recopilan algunos de los pensamientos del autor anotados en las más de "50.000 notas y libretitas" que guardaba después de sus conferencias o exposiciones. Entre medias de estos textos se juntan otras reflexiones de místicos cristianos como San Juan de la Cruz o pensadores sufitas como Rumí. Todos ellos acompañados por fotografías de Chema Madoz.

"Por un lado, tenía miedo de que el resultado final fuera un poco denso para el público y, por el otro, me horrorizaba que estas reflexiones pudieran estar acompañadas de imágenes de puestas de sol o paisajes bucólicos, porque no es un libro de autoayuda", ha indicado Lucas.

La viuda de Sampedro ha reconocido que su primera sensación al leer estos escritos es la de que "casi se oye la voz" de Sampedro. "Leí el borrador a la vuelta de vacaciones y tuve la sensación casi como si resucitara, me entró una emoción muy grande", ha reconocido.

En este sentido, ha definido este trabajo como "un antídoto contra la prisa", que tiene su precedente en una obra anterior de Sampedro, 'Octubre, octubre' --que le costó más de 17 años de trabajo para terminarla-- en el que navegaba por la mística. "En los últimos años, el quincemayismo ocultó muchas facetas de él", ha lamentado.

En 'La vida perenne', los sufíes cobran importancia tras el "gran descubrimiento" que supusieron para el autor, si bien Lucas ha reiterado la facilidad de lectura de esta obra. "Tiene cosas de sabios pero toca devanarse los sesos: este libro tiene que leerse porque en los tiempos que corren hoy toca pararse", ha asegurado.

LAS FOTOGRAFÍAS DE MADOZ

En cuanto a Madoz, ha reconocido que aceptó el trabajo con "sorpresa y alegría" porque Sampedro era una persona "que respiraba lucidez y sensatez". "Cada vez que hablaba las cosas las ponía en su justo lugar", ha señalado el fotógrafo, quien no llegó a conocer al escritor a pesar de haber aportado sus imágenes para alguna portada de sus libros.

El criterio de selección de Madoz para las imágenes ha priorizado que "se asociara con el texto, de tal manera que hubiera un doble sentido en que ambos salieran fortalecidos". El fotógrafo ha comparado a Sampedro con el cineasta Víctor Erice, ya que entiende que ambos "deslindan el tiempo que puede llevar a conseguir algo al resultado final".

EL LEGADO DE SAMPEDRO

Preguntada por futuras nuevas publicaciones del legado de Sampedro --el objetivo es el de salir a una por año--, Lucas ha aseverado que "se hará lo que se pueda", pero mostrando sus reservas. "Los autores que se van y dejan tanto papel detrás dejan un marrón a los que quedan, más teniendo en cuenta que Sampedro no tenía problemas de publicación", ha indicado.

En este sentido, ha explicado que su interés será el de que su legado "siga vivo", sin atender al tema económico. "Lo intentaremos pero sin ser peseteros o aparentar ser esas viudas que estrujan al autor. Yo esto lo hago porque todavía le quiero y creo que es necesario", ha concluido.