21 cosas que (quizás) no sabías sobre The Who

Actualizado 16/06/2016 11:18:55 CET
The WHO Perform QUADROPHENIA
DAVE ALLOCCA

MADRID, 16 Jun. (EDIZIONES - David Gallardo) -

El vocalista Roger Daltrey y el guitarrista Pete Townshend, la dupla fundadora que sigue ondeando la bandera de The Who por todo el mundo después de más de cincuenta años de andadura musical, regresa a España para actuar este jueves 16 de junio en el Mad Cool Festival de Madrid y el sábado 18 en el Azkena Rock de Vitoria.

Ambos comparten el liderazgo de un grupo fundado allá por 1962 en Londres y que durante estos 52 años ha facturado algunos de los clásicos imperecederos más recordados de la historia del rock, especialmente durante su primera etapa hasta 1983 (porque tanto tiempo da para mucho, para momentos excelsos y pasajes olvidables).

Daltrey y Townshend siguen adelante a pesar de haber perdido por el camino al carismático batería Keith Moon en 1978 y al bajista John Entwistle en 2002. Porque a pesar de las dificultades, los dos siempre han avanzado con la música entre ceja y ceja, y por eso aún ahora siguen celebrando su 50 aniversario, convertidos en dupla esencial de la música de nuestro tiempo.

Y para celebrar esta nueva visita de The Who, hacemos un repaso a su trayectoria a través de una veintena de datos (detalles, historias, anécdotas) que quizás no sabías o no recordabas.

ENCUENTRO CASUAL

Pete Townshend y el bajista John Entwistle se enrolaron a finales de los cincuenta en una banda llamada The Confederates. Un buen día, Daltrey conoció a Eintwistle caminando por la calle con un bajo colgado del hombro y le ofreció unirse a su propia banda, The Detours, en la que era el guitarrista. Tras aceptar, Eintwistle sugirió a Townshend como segundo guitarra.

THE HIGH NUMBERS

El batería Keith Moon se unió en 1964 a Daltrey, Townshend y Entwistle. Todos juntos pasaron a llamarse The Who, pero dudaron en el verano de 1964 y cambiaron su nombre a The High Numbers, editando entonces su primer single, Zoot Suit/I'm the Face. El éxito no les sonrió y retomaron el nombre de The Who.

DESTRUCCIÓN DE ESCENARIOS

Una de sus señas de identidad durante su primera etapa surgió de manera accidental cuando en septiembre de 1964 durante una actuación en Londres, Townshend rompió accidentalmente el mango de su guitarra con el techo. Enfurecido por las risas del público, rompió el instrumento por completo en el escenario, cogió otra guitarra y continuó la presentación. Aunque no tenía intención de repetir el numerito, la destrucción de instrumentos (también la batería) se convirtió en la norma para jolgorio de los suyos.

PRIMEROS LANZAMIENTOS

Tras el paso en falso de The High Numbers, el primer single de The Who fue I can't explain en enero de 1965, al que siguió el álbum My generation en diciembre. Ambos consiguieron gran impacto entre la juventud anglosajona, especialmente del movimiento mod, con canciones obra de Townshed (cerebro creativo del grupo) que hablaban sobre la rabia y la angustia adolescente.

EXPLOSIVOS EN TELEVISIÓN

Con la fama del grupo aumentando, editaron otros dos discos en 1966 y 1967 -A quick one y The who sell out, respectivamente-. Muy recordado es su debut en la televisión estadounidense en el programa Smothers Brothers Comedy Hour, donde Keith Moon cargó su bombo con explosivos que explotaron al final de My generation. Momento impactante que incendió el pelo de Townshed (se dice que es el inicio de su sordera parcial) y provocó cortes en un brazo a Moon.

VETADOS EN LOS HOTELES HOLIDAY INN

Durante aquel mismo verano, Moon detonó un cartucho de dinamita en el baño de una habitación del Holiday Inn de Flint (Michigan). No contento con esto, se arrojó a la piscina del hotel conduciendo un coche Cadillac. Evidentemente, The Who no pudieron volver a hospedarse en ningún establecimiento de la cadena hotelera durante una buena temporada.

EL ROCK Y LA ÓPERA

Las ansias creativas de Townshend le llevaron a idear en 1969 la ópera rock Tommy, protagonizada por un niño sordo, ciego y mudo que es un titán del pinball (de ahí el clásico Pinball wizard). El éxito de la propuesta fue tan enorme que la banda terminó presentándose en 1970 en el Metropolitan Opera House de Nueva York, siendo el primer espectáculo de rock en aquel recinto.

TENSIÓN EN WOODSTOCK

The Who participaron en el festival de Woodstock original en 1969. Durante su recital, el líder yippie Abbie Hoffman interrumpió el concierto para dar un discurso de protesta en contra del encarcelamiento de John Sinclair, que había sido condenado a 10 años de cárcel por traficar marihuana con dos policías encubiertos. Townshend le echó del escenario a guitarrazos e insultos, no porque no estuviera de acuerdo con él, sino porque le resultaba inadmisible la interrupción.

EL DESMAYO DE KEITH MOON EN ESCENA

Antes del inicio de la gira de presentación de Quadrophenia (otra ópera rock que acabaría en el cine), la esposa de Keith Moon se largó llevándose consigo a su hija y abandonando al batería, algo que le empujó aún más a la bebida y las drogas. Por tanto exceso, una noche terminó desmayándose durante un (mítico) show en 1973 en San Francisco, siendo sustituido sobre la marcha por Scott Halpin, un fan que estaba entre el público y que logró así sus quince minutos de fama (y leyenda).

EL TINNITUS DE TOWNSHEND

Durante la gira del álbum The Who By Numbers, a Townshend se le diagnosticó un caso de tinnitus, debido según él mismo a escuchar música en los auriculares a volumen excesivo (descartando que fuera por sus conciertos). Esto obligó al grupo a dejar de tocar durante un tiempo en aquel 1976 y, aunque se especuló con su final, aquí siguen cuarenta años después.

MUERTE DE KEITH MOON

The Who publicaron su octavo disco en agosto de 1978 con el título de Who are you. El futuro pintaba bien pero veinte días del lanzamiento fallecía mientras dormía el batería Keith Moon, como consecuencia de una sobredosis de pastillas que se le habían recetado para controlar su alcoholismo. Tenía 32 años.

SON AUTOCRÍTICOS

A pesar de la baja de Moon, publicaron dos discos con un batería llamado Kenney Jones: Face Dances en 1981 e It's Hard en 1982. El segundo, sin embargo, no terminó de convencerles, especialmente a Daltrey, quien llegó a decir: "It's hard nunca debió ser publicado. Tuve tremendas peleas con Pete y le decía '¡esto es una completa mierda y nunca debe lanzarse!'"

TOWNSHED DEJA EL GRUPO

A pesar de todo, estos discos funcionaron del todo mal, pero algo fallaba, de manera que hicieron una gira de despedida después de que Townshend anunciara su deseo de convertir a The Who en un proyecto solo de estudio. Pero ni eso logró y a finales de 1983 dejaba oficialmente a la banda al sentirse incapaz de componer material a la altura.

ROCK N' ROLL HALL OF FAME

A pesar de estar aparentemente inactivos desde 1983, lo cierto es que The Who no dejaron de hacer giras y conciertos puntuales. En 1990, The Who entraron en el Rock n' Roll Hall of Fame y el encargado de inducirles fue el grupo irlandés U2, con Bono diciendo: "Más que cualquier otra banda, The Who son nuestro espejo".

REACTIVACIÓN

La idea de Townshend en 1996 de recrear Quadrophenia de manera puntual como una pieza acústica terminó reuniendo a su alrededor a Entwistle y Daltrey, a los que se unieron otros músicos. Seis noches abarrotadas en el Madison Square Garden de Nueva York propiciaron una gira mundial que tuvo su continuación en 1997. Por eso este punto se considera oficialmente el regreso de The Who con nueva alineación.

MUERTE DE ENTWISTLE

Además de permanecer casi en gira constante, The Who colaboraron activamente con la organización Teenage Cancer Trust desde finales de los noventa. Antes de uno de estos eventos benéficos en junio de 2002 en Las Vegas, el bajista John Entwistle fue encontrado muerto en su habitación del Hard Rock Hotel, debido a un ataque al corazón en el que influyó el abuso de cocaína.

NUEVAS CANCIONES TRAS 22 AÑOS

The Who prosiguieron adelante con Pino Palladino como nuevo bajista y en 2004 llegaron sus dos primeras canciones inéditas en 22 años, como parte de un disco recopilatorio, tituladas Real Good Looking Boy y Old red wine (la primera de ellas en homenaje a Entwistle).

Y NUEVO DISCO DESPUÉS DE 24 AÑOS

Espoleados por la buena recepción de sus nuevos temas y por la constante actividad que venían manteniendo ya desde el segundo lustro de los noventa, Townshend y Daltrey se animan a publicar en octubre de 2006 el que fue su primer LP en nada menos que 24 años, titulado Endless Wire. Recibió buenas críticas y se coló en el puesto 7 en la lista de discos más vendidos de Estados Unidos y en el 9 en Reino Unido. 

ACTUACIÓN EN LA SUPER BOWL

Convertidos ya en poco menos que leyendas vivas de la música en general y de la anglosajona en particular, The Who incluso consiguieron actuar en el preciado intermedio de la Super Bowl en 2010, logrando así atraer la atención de los millones de telespectadores que anualmente siguen este evento deportivo de fútbol americano, el de mayor audiencia en Norteamérica y cada vez más seguido en el resto del planeta. Allí tocaron Pinball WizardBaba O'Riley, Who Are You, See Me Feel Me y Won't Get Fooled Again.

JUEGOS OLÍMPICOS DE LONDRES

Otro gran hito de masas fue su actuación en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres el 12 de agosto de 2012, interpretando Baba O'Riley, See Me Feel Mey My Generation. Tres meses después, comenzó Quadrophenia and More, la primera gira del grupo en tres años, con 35 conciertos en Norteamérica en los que interpretaron la ópera rock Quadrophenia al completo junto a otras canciones.

BE LUCKY

Con motivo del recopilatorio The Who Hits 50, que en 2014 celebró su medio siglo de vida, Pete Townshend compuso una nueva canción, Be lucky, cuyos derechos de autor están destinados a la organización benéfica Teen Cancer Amerca. Es por ahora el último tema en la brillante discografía de un grupo que, aunque amaga con la despedida definitiva, lo cierto es que sigue vivito y coleando y dando no pocas alegrías a sus fans alrededor del mundo. Y su presente pasa ya mismo por Madrid y Vitoria, para alegría y alboroto de la incansable y siempre fiel parroquia española. ¡Sube el volumen, Pete!