Viva Suecia: "Lo ideal es usar las dudas y los miedos como motor y no como freno"

Actualizado 07/10/2019 14:04:04 CET
Viva Suecia
Viva Suecia - ENE JEAN - Archivo

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

Convertidos en la última gran revelación de la música independiente española, llega el momento crucial para Viva Suecia con el lanzamiento de su tercer disco, 'El milagro' (Subterfuge Records, 2019). "Esta es una muestra de agradecimiento a toda la gente que nos sigue y a nuestro equipo, a todos los que lo han hecho posible", resume a Europa Press el vocalista Rafa Val.

Porque aunque el grupo lleve ya un lustro en permanente crecimiento, con presencia constante en grandes festivales y con un poder de convocatoria siempre en aumento, ellos no dejan de hacerse preguntas, como lanza el bajista Jess Fabric: "Al final, somos cuatro tíos normales de Murcia y no te piensas que esto te pueda pasar de esta forma. Realmente no hemos hecho nada especial como para conseguirlo nosotros y otra gente no. No sabemos si lo merecemos o no pero tiene que ser un milagro, desde luego".

"El milagro es la manera de llamar a la consecución de una cantidad de cosas increíbles que nos han pasado, que ni en nuestros mejores sueños pensábamos que íbamos a vivir", tercia de nuevo Rafa, antes de que el guitarrista Alberto Cantúa confiese que "en la furgoneta" dicen mucho eso de "esto es un milagro".

Todo este momento presente de la banda está reflejado también en unas letras con cierto toque existencial, que el vocalista resume: "En muchos momentos del disco parece que habla alguien muy seguro de sí mismo, pero si te fijas un poco ves dudas, miedos e incertidumbre. No es algo tampoco consciente, pero tomando distancia veo que es cierto. Porque nadie está exento de sentir miedo ante el futuro".

Asienten los cuatro y coge el testigo Cantúa, confesando que aunque Viva Suecia transmita con su música una gran fuerza, en sus letras hay muchas preguntas que tienen que ver con su propio éxito actual, en absoluto garantizado para siempre: "Las dudas y los miedos siempre están ahí, somos humanos, pero lo ideal es usarlos como motor y no como freno. Eso es marca de la casa. Siempre hemos tenido dudas, pero lo ideal es cogerlas y convertirlas en una motivación para mejorar".

Sobre la relativa velocidad de su éxito, plantea Jess que ellos no tienen la "sensación de que haya ido todo muy rápido, sino que ha ido a una velocidad bastante guay para poder acomodarte y no aburrirte". "Porque hay muchas bandas que se aburren por el camino", apunta, para aún agregar: "Nosotros tocamos desde adolescentes y hemos estado con otras bandas. Creo que hemos tenido bastante suerte, no ha ido todo tan rápido como para preguntarte qué hago aquí".

EVOLUCIÓN EN EL SONIDO

En 'El milagro' están los Viva Suecia ya conocidos, pero también otros que se abren a más posibilidades y se atreven incluso a meter arreglos de cuerdas y explorar nuevos territorios. Todo ello sin perder la épica de multitudes que les ha hecho conectar con tanta gente. "La épica sale de manera natural, si la buscas te equivocas. Pero en cualquier caso, las canciones son más lo que siente el que la escucha que quien la hace".

Trabajadores incansables, Viva Suecia no han dejado de hacer kilómetros durante los últimos años y van a seguir haciéndolos porque tienen para los próximos meses una agenda bien cargada de conciertos por toda la geografía española.

"Es un momento guay para hacer música en general", asegura Jess Fabric, quien afirma que "la gente escucha música, va a festivales y conciertos". "Es fácil mover tu música y que se te escuche. La gente se ha quitado muchos prejuicios, antes estaba todo más acotado", apostilla.

"Nosotros tenemos una fe brutal en el disco y va a haber un paso importante en la escenografía. Tenemos a todo nuestro equipo dándole mil vueltas a lo que queremos hacer para que valga para festis y cualquier sala. Estamos dando pasos para quedarnos a cero euros pero creo que merece la pena", adelanta entre risas Alberto Cantúa.

Ilusionados con todo lo que está por venir, por tanto, señala Rafa Val que "desde fuera" puede parecer que se están dando "mucha caña", pero desde dentro ellos no lo ven así: Flipamos cuando llevamos una semana sin tocar. No nos apetece parar. Nos apetece tocar, tenemos un montón de ganas, hacemos discos a un nivel razonable. Hemos hecho los deberes, dejadnos salir a jugar".

Apunta entonces de nuevo Jess que llevan "un año y pico" dedicándose "exclusivamente a la música", por lo que no necesitan "parar todavía". "Si estuviéramos en una oficina probablemente sí que necesitaríamos parar", bromea.

Y tercia entonces Rafa: "Trabajamos muchísimo más de lo que nos divertimos. Es un trabajo divertido per sé, amamos de una manera incondicional lo que hacemos. Parece que eso le resta... parece que cuando te diviertes en el trabajo no estás trabajando. Pero nosotros trabamos mucho y nos divertimos mucho trabajando".

Para terminar, indica Rafa que para ellos "el éxito es que las salas se llenen". "Es la manera más fiel que tenemos de medir el éxito, entre comillas. Es la demostración de que lo que haces está bien hecho y gusta a la gente. Lo demás son cifras pero yo a las cifras no las puedo mirar a los ojos. Los números son importantes, pero lo importante es que la gente acuda a vernos a los conciertos", remata.

Muchas oportunidades va a tener el público de ver en directo a Viva Suecia a partir del 1 de noviembre en el festival MTV Music Week de Sevilla. Después, una potente gira por salas de Toledo, Oviedo, León, Granada, Palma de Mallorca, Ciudad Real, Zaragoza, Valencia, Santiago de Compostela, Albacete, Santander, Vitoria, Barcelona, Alicante, Bilbao, Pamplona, A Coruña, Córdoba, Salamanca o Valladolid. Y pronto se anunciarán más para seguir viviendo el milagro.