El Teatro Real acoge por primera vez "la farsa celestial y sexual" de 'La Calisto', de Francesco Cavalli

El Teatro Real acoge por primera vez "la farsa celestial y sexual" de 'La Calist
TEATRO REAL
Publicado 11/03/2019 15:48:35CET

   MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Teatro Real acogerá entre el 17 y el 26 de marzo "la farsa celestial y sexual", de Francesco Cavalli, y rompe de esta forma con la ausencia del autor veneciano en las representaciones del coliseo madrileño, según ha indicado el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch, durante la presentación de esta obra.

   Cavalli (1602-1676), uno de los compositores más importantes de ópera del primer barroco italiano a quien se le atribuye el nacimiento de la ópera en Venecia, desembarca en el Teatro Real con una producción procedente de la Ópera Estatal de Baviera en la que destaca una escena barroca y dinámica de evocaciones psicodélicas de Paul Steinberg y figurines de Buki Shiff inspirados en el cómic.

   David Alden, encargado de la dirección de escena, ha explicado que en esta "farsa celestial y sexual" se enfrentan "dioses y seres humanos". Entre ellos se mezclan diferentes "pulsiones" que les llevan tanto a la tragedia como un elemento "escandaloso" que ha descrito como "una comedia sexual". La conclusión de esta ópera, según ha indicado, es que "no es recomendable para el ser humano tener relaciones con un dios".

   Más allá de la trama, Alden ha destacado que se trata de una "historia satírica" cuyo trasfondo trata de reflejar una "historia de ricos y famosos que tratan de explotar a pobres y bellos". Tal y como ha indicado, esta "base mitológica" sirve para "criticar a los clérigos y políticos" de la época.

   Para Alden, los primeros 50 o 60 años de la ópera fueron "los mejores, a excepción" de nombres como los de Monteverdi o Wagner. "Al principio la ópera se asemejaba más al teatro, con una mezcla extraña y sexi de diversos temas. No extraña que tuviera tanto éxito desde el principio", ha dicho.

   Por su parte, Matabosch ha agregado que la "lascivia de los dioses" en esta obra esconde detrás "críticas contra las autoridades romanas" que fueron "tan detestadas en Venecia", ciudad que fue excomulgada durante diez años.

   Del mismo modo, ha puesto de relieve que en esta ópera hay un homenaje implícito a través de uno de los personajes a Galileo Galilei, que se refugio en Venecia durante varios años. "Te quedas atónito al pensar que pudiera estar en el escenario en el siglo XVII", ha destacado.

ESPACIO PARA LA "IMPROVISACIÓN"

   Esta ópera, aunque el texto está escrito, hay "gran espacio para la improvisación", tal y como ha señalado Alden. En esta línea, el director musical, Ivor Bolton, ha resaltado también la "capacidad fantástica de la improvisación", ya que "la partitura aporta poca información": tan solo "una línea base y pocas armonías". "Nosotros tenemos que decidir el color dependiente del momento dramático".

   Bolton, que como ocurrió en 'Idomeneo' acompañará los recitativos en uno de los tres claves que se utilizarán en la ópera, ha indicado que esta historia "suntuosa y fantástica" cuenta con "escenas muy breves" y "gran variedad de personajes" que se suceden "con fluidez", en un esquema parecido al del teatro y que resulta "muy atractivo" en la actualidad por el dinamismo y la rapidez.

   En cuanto a la recuperación de las creaciones de Cavalli, Matabosch ha señalado que su repertorio desapareció durante años y ha argumentado que lo que ha pasado en el Teatro Real "ha ocurrido en todos" los teatros del mundo, que poco a poco están recuperando sus obras.

Contador

Para leer más