7 de junio de 2020
 
Publicado 23/05/2020 9:47:32 +02:00CET

Equipos de Leyenda: Los Celtics de los 60, anillos envueltos en humo de puro

Bill Russell con Boston Celtics
Bill Russell con Boston Celtics - BOSTON CELTICS

   MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   En las más de siete décadas de la historia de la NBA, varias franquicias lograron alcanzar el dominio temporal de la competición y forjar una dinastía, pero ninguna de ellas fue tan dominante como los Boston Celtics de los años 60. Analizamos aquel equipo cuyos récords nadie ha logrado superar tanto tiempo después.

   LA FRANQUICIA MÁS LAUREADA DE LA HISTORIA: Fundados en 1946, los Celtics son el equipo más laureado de la NBA con un total de 17 anillos, uno más que Los Angeles Lakers y ambos muy distanciados de Chicago Bulls y Golden State Warriors, con seis cada uno. La supremacía de la franquicia de Massachusetts empezó a forjarse con su primer título en 1957, cuando batieron en la final a Ft. Wayne Pistons (4-1), y se convirtió en dictadura entre 1959 y 1966, cuando conquistó ochos campeonatos consecutivos, racha a la que nadie se ha acercado ni de lejos desde entonces. Aquel equipo tuvo dos grandes líderes, uno en el banquillo y otro en la cancha que, curiosamente, también acabó cogiendo el testigo como técnico.

   EL ETERNO PURO DE RED AUERBACH: Cuando era joven, Arnold Jacob 'Red' Auerbach solo quería ser buen profesor de Educación Física, pero con el paso del tiempo se convirtió en la leyenda por antonomasia de los Celtics al participar en 16 de los 17 anillos ya fuera como entrenador, manager general o presidente. Una estatua le recuerda en Boston sentado en un banco junto con su inseparable puro, ese que se encendía en pleno banquillo cuando veía el partido sentenciado a pesar de que aún quedaran minutos de juego, un gesto que provocaba no poca rabia en sus rivales.

   Auerbach llegó al club en 1950 tras pasar por Washington Capitols y Tri-Cities Blackhawks. Revolucionario del baloncesto con la introducción y potenciación del contraataque, su importancia trascendió a las canchas, ya que fue pionero para romper las barreras raciales de la NBA. En 1950 'drafteó' al primer jugador negro de la NBA, Chuck Cooper, y en 1964 alineó el primer quinteto íntegramente negro de la liga. Su lista de récords es interminable y, a modo de resumen, el trofeo al mejor entrenador de la NBA lleva su nombre. "Fue una simple obviedad después de todo lo que hizo Red por el baloncesto", dijo en su momento el comisionado David Stern.

   BILL RUSSELL, EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: Auerbach dejó el banquillo de los Celtics en 1966 y la temporada siguiente le sucedió William Felton Russell, que no se arrugó ante la arriesgada propuesta que le realizó la franquicia para convertirse en jugador-entrenador y sumó dos nuevos anillos ejerciendo esa doble labor.

   Bill Russell fue sinónimo de éxito durante toda su carrera, incluso antes de llegar a la NBA, rango que adquirió cuando ya se había colgado un oro olímpico en los Juegos de Melbourne'56 y había sido doble campeón de la NCAA universitaria con la Universidad de San Francisco (1955 y 56). Que ganara un total de 11 de anillos durante 13 temporadas como profesional no pude sorprender a nadie que repase su historial.

   Originalmente seleccionado por St. Louis Hawks en el número dos del 'draft' 1956, Russell fue inmediatamente traspasado a los Celtics, donde completó toda su carrera exhibiendo sus dotes de maestro en el rebote y la defensa. Fue el pívot sobre el que giraban aquellos Celtics y su dominio le elevó hasta cinco premios 'MVP' y doce selecciones para el 'All Star'. Promedió 15 puntos y 22 rebotes por partido y, junto con Wilt Chamberlain, es uno de los dos únicos dos jugadores que han sumado 50 capturas en un solo partido.

   LA RIVALIDAD HISTÓRICA CON LOS LAKERS: La lesión de Russell fue fundamental para que los Celtics cayeran ante Saint Louis Hawks en la final de 1958, pero en la temporada siguiente se inició el ciclo arrollador de ocho años que tuvo una víctima predilecta: Los Angeles Lakers. El equipo californiano -hasta 1960 de Minneapolis- perdió siete finales contra Boston en una década y siempre acababa condenado a observar con frustración cómo Auerbach se encendía su enésimo puro de la victoria.

   Los St. Louis Hawks y los San Francisco Warriors de Wilt Chamberlain fueron las otras víctimas de la gran dinastía de la época, que ya solo ganó un anillo en la siguiente década (1976) y tuvo que esperar a los años 80 para vivir otra época dorada. Fue con Larry Bird como líder y de nuevo con una enconada rivalidad contra los Lakers de Magic Johnson, aunque esta vez el balance fue favorable a los de púrpura y oro por 5-3 en el balance de títulos conquistados en esa época. Desde entonces, los Celtics solo han vuelto a ganar un anillo, el de 2008 contra... los Lakers, aunque ya no llegó a verlo Auerbach, fallecido dos años antes. Sin embargo, Kobe Bryant y Pau Gasol se tomaron la revancha en 2010, la última vez que Boston ha vivido unas Finales.

Contador