Actualizado 08/02/2007 13:30 CET

Un Tau con dudas inicia la defensa de su título advertido de la peligrosidad del Caja

VITORIA/SEVILLA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tau Cerámica inicia este viernes (18:30 horas/FORTA y Grupo Correo) la defensa de su título de vigente campeón de la Copa del Rey midiéndose al Caja San Fernando, que regresa a esta competición tras quedarse tres años fuera, y que ostenta el honor de ser el equipo que rompió la imbatibilidad de los baskonistas en el inicio de la Liga regular.

El trofeo copero conseguido la pasada edición en Madrid --el quinto que el Tau guarda en sus vitrinas--, no parece, sin embargo, razón de peso suficiente para vestir con la vitola de favorito al conjunto baskonista. Así lo entienden los entrenadores ACB, que sitúan a los vitorianos como uno de los cinco candidatos a llevarse el título, junto a Real Madrid, DKV Joventut, Winthertur FC Barcelona y Akasvayu Girona.

El motivo no es sólo la imprevisibilidad del torneo, sino el bajón de juego que viene exhibiendo el equipo entrenado por Velimir Perasovic en los últimos partidos (dos derrotas consecutivas, a domicilio, frente a Polaris Murcia y Fuenlabrada).

Ambas han sido fruto de una falta de frescura, que tiene su origen en la carga de compromisos que viene afrontando durante la temporada, pero especialmente, y como consecuencia de lo anterior, en la plaga de lesiones que viene padeciendo el Baskonia desde el inicio (Scola, Erdogan, Splitter, Vidal, Planinic, House).

Pero, con todo, el balance con el que el Tau llega a la Copa del Rey sigue siendo envidiable: 28 triunfos en 34 partidos (20 de ACB y 14 de Euroliga, y eso no deja de ser una garantía de lo que puede hacer un equipo competitivo y ambicioso como el baskonista en el primer asalto al título.

Llega, pues, la hora de demostrar, una vez más, y esta vez sin margen de error, el carácter de superación del que ha hecho gala el Tau. Ni las bajas de Planinic y House, ni la mermada condición física que exhibe Vidal, han de ser obstáculo para cumplir sus opciones de reeditar el entorchado.

EL CAJA VA A POR TODAS

El Caja, por su parte, vuelve a la Copa con el sueño de reeditar, como mínimo, el éxito de la temporada 98-99, cuando llegó a la final donde fue derrotado precisamente por el Tau, que entonces dirigía Sergio Scariolo.

Pero es que, además, los vitorianos fueron también los verdugos del cuadro sevillano en semifinales, en la última ocasión en la que éste participó en la Copa, en su edición de 2004 celebrada en la propia capital hispalense y de la que el conjunto baskonista salió campeón.

Lo cierto es que el técnico, Manel Comas, ha conseguido devolver al Caja el carácter y la competitividad que brillaron por su ausencia durante las últimas temporadas, en un plantel que se había acostumbrado al fracaso.

El catalán ha sabido conformar un equipo en el que las 'bajadas de pistón' son rápidamente corregidas mediante una mezcla de disciplina y compromiso que tienen su mejor ejemplo en un Demetrius Alexander, al que Comas ha sabido convertir en el jugador franquicia del que el Caja tira en los momentos más delicados, por encima de su pasajera irregularidad.

Como buena noticia adicional cabe señalar que el escolta Branimir Longin podrá jugar, tras mejorar de los problemas musculares que ha sufrido. El croata es una pieza básica en el esquema cajista, ya que ha superado en siete partidos la decena de puntos esta temporada.

Si a todo ello se le une que, por fin, el Caja San Fernando está sabiendo también lo que es mantenerse en la lucha por los puestos de 'play off', se comprende que la palabra que define a la perfección el estado de ánimo con el que acuden los sevillanos a Málaga es 'ilusión'. Así, ni siquiera el potencial del rival parece arredrar a un conjunto que quiere convertirse en la 'bestia negra' del Tau en la presente campaña.