Actualizado 21/05/2007 21:02 CET

Danilo Napolitano (Lampre) ratifica la igualdad de las 'volatas'

LIDO DI CAMAIORE (ITALIA), 21 May. (EUROPA PRESS) -

El ciclista italiano Danilo Napolitano (Lampre) se impuso hoy en la novena etapa de la 90 edición del Giro de Italia, disputada entre Reggio Emilia y Lido de Camaiore, sobre 177 kilómetros, mientras que Marco Pinotti (T-Mobile) continúa de 'maglia rosa'.

El velocista transalpino demostró que existe una gran igualdad en las llegadas masivas de la primera 'grande' de la campaña y que no hay ningún dominador absoluto. De hecho, de las llegadas al sprint, sólo Alessandro Petacchi (Milram) ha sido capaz de repetir.

En esta ocasión, los protagonistas de la 'volata' fueron los dos italianos y el australiano Robbie McEwen (Predictor-Lotto), vencedor de la segunda jornada de este Giro, mientras que el español Koldo Fernández (Euskaltel) estuvo en la pelea, aunque sin excesivas opciones a pesar de su quinto puesto final. Tampoco pudieron entrar el alemán Robert Forster (Gerolsteiner) y el campeón del Mundo Paolo Bettini (Quick Step).

Toda la lentitud con la que discurrió la novena jornada de la ronda, únicamente alterada por la infructuosa aventura de Simone Masciarelli y Andrei Kunitski (Acqua e Sapone), Frederic Bessy (Cofidis) y Nicolás Crosbie (Bouygues Telecom), 'desapareció' en la llegada a Lido Di Camaiore.

El Milram y el T-Mobile del líder Pinotti, que vivió un día más tranquilo que el de ayer, trabajaron para abortar este intento, que nunca llegó a gozar de una renta lo suficientemente grande como para evitar un sprint, lo que lograron en el tramo final de la etapa. De ahí hasta la línea de meta, tranquilidad sólo perturbada por el ataque de Ignatiev y Romy, ambos del Tinkoff.

Sin embargo, los equipos de los velocistas ya habían tomado el control absoluto y no permitieron ningún tipo de susto. En el kilómetro final, el Credit Agricole lanzó al noruego Thor Hushovd, mientras que Petacchi, McEwen y Napolitano se quedaban solos.

Al final, cuando todo parecía que quedaría en un duelo entre los dos primeros, apareció con fuerza desde atrás el vencedor, el peor colocado de los tres, para frustar a ambos y estrenarse así su curriculum en una gran ronda.

Mañana se disputará la décima etapa de esta 90 edición del Giro de Italia, que discurrirá entre Camaiore y el Santuario de Nuestra Señora de la Guardia, sobre 250 kilómetros y con final en alto, por lo que los favoritos al triunfo volverán a ser los protagonistas.