Actualizado 24/03/2007 19:00 CET

El español Óscar Freire (Rabobank) vence en el centenario de la Milan-San Remo

SAN REMO (ITALIA), 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ciclista español Óscar Freire (Rabobank) se proclamó hoy ganador de la 'Clasiccissima' Milán-San Remo, disputada entre ambas localidades sobre una distancia de 294 kilómetros, en el año de su centenario, tras un agónico 'sprint' final en el que el cántabro supo superar el inquebrantable avance del Milram de Erik Zabel.

Freire se adjudicó hoy, con ésta, su segunda Milán-San Remo en una edición centenaria que no decepcionó, con múltiples ataques y escapadas y una llegada al 'sprint' en pelotón.

Desde el comienzo de la carrera, el ansia de entrar en la historia ganando la edición número 100 de la cita milanesa se mostró palpable dados los numerosos intentos de escapada protagonizados en su mayoría por los corredores del conjunto Tinkoff. Pero sus ambiciones chocarían una y otra vez con el sólido avance del pelotón.

Entre los múltiples ataques de escaso éxito surgió la primera escapada con opciones sólidas, protagonizada por el español Aitor Herández (Euskaltel) acompañado de Roberto Traficante (LPR), Koen De Kort(Astana), Pavel Brutt (Tinkoff), Emanuele Sella (Panaria-Navigare) y Andrei Kunitski (Sapone-Mokambo).

Pese al empuje inicial, que llevó al grupo a aventajar en más de siete minutos al pelotón, la provisional cabeza de carrera sería alcanzado por el grupo compacto casi 200 kilómetros más tarde.

Tras la gran escapada del día, Popovych (Discovery Channel) y Pellizotti (Liquigas) primero, y Ricco y Gilbert después, lograron aventajar en unos segundos al pelotón para ser repescados sin muchas dificultades poco después, los dos últimos a apenas algo más de un kilómetro para llegar a meta.

Fue entonces cuando los equipos cerraron filas y comenzaron a buscar buenas posiciones para la inminente llegada al 'sprint'. El mejor situado a priori fue el Milram, que parecía que iba a dejar en bandeja la victoria de la 'Clasiccissima' a Erik Zabel.

Sin embargo, cuando apenas unas pedaladas restaban para la llegada, Óscar Freire se abrió paso al costado izquierdo de los hombres del Milram y voló en solitario hasta la victoria en un agónico 'sprint'. Tras él, el austriaco Allan Davis (Discovery Channel) sería segundo y el belga Tom Boonen (QuickStep), tercero. Ninguno de los anteriormente escapados conseguía premio a su atrevimiento.

La segunda victoria en la Milán-San Remo de Óscar Freire se suma a sus éxitos en la Vuelta a Andalucía (vencedor de dos etapas y de la clasificación general) y en el Trofeo Mallorca en lo que va de 2007.