Actualizado 30/05/2007 23:14 CET

Simoni culmina 'su' cima sin conseguir inquietar el dominio de Di Luca

MONTE ZONCOLAN (ITALIA), 30 May. (EUROPA PRESS) -

El ciclista Gilberto Simoni (Saunier Duval) se impuso hoy en la decimoséptima etapa de la 90 edición del Giro de Italia, disputada entre la localidad austriaca de Lienz y el Monte Zoncolan, sobre 142 kilómetros, y en la que, no obstante, no consiguió neutralizar la ventaja del líder, Danilo Di Luca (Liquigas), que continúa destacado al frente de clasificación general.

El corredor del Saunier Duval logró su primer triunfo parcial de la carrera al repetir victoria en la segunda subida del Giro al Monte Zoncolan, en el que se superan los 1.200 metros de desnivel en apenas 10 kilómetros, y que sólo se subió en 2003, aunque por la otra cara, lo que permitía un porcentaje de inclinación algo menor, haciéndola menos dura que ésta.

Simoni, que se encontraba a 3:19 de Di Luca en la general, culminó la exhibición del equipo español y trató de 'regalar' la etapa a su escudero en la escapada, Leonardo Piepoli, líder de la montaña de la carrera, que, sin embargo, cedió a su líder el protagonismo del triunfo en una sensacional llegada con cuatro brazos en alto.

Junto a Piepoli, el luxemburgués Andy Schleck (CSC), el mejor joven de este Giro y que partía tercera a 2:56 de la 'maglia' rosa, alcanzó la rueda de Simoni cuando lanzó un ataque a poco más de cinco kilómetros para la línea de meta descolgando a Di Luca, confirmando su gran actuación y desbancando del segundo puesto de la general al entonces descolgado Eddy Mazzoleni (Astaná).

El líder del Liquigas calculaba sus fuerzas, consciente de que tenía que ceder el menor tiempo posible ante el acecho de sus perseguidores, tercer y cuarto clasificados de la general, que ya habían superado a la cabeza de carrera, primero Dario Cioni (Predictor-Lotto) y luego Massimo Codol (Acqua&Sapone).

DI LUCA SE AYUDA DE CUNEGO PARA CONTRARRESTAR LA DESVENTAJA

Finalmente, la recuperación de la 'maglia' rosa, con la ayuda de Damiano Cunego (Lampre) en su lucha por el podio, le permitió llegar a unos escasos 31 segundos del ganador, que le permiten seguir liderando de manera firme la carrera, a 2:24 de Schleck y 2:28 de Simoni a falta de cuatro jornadas para su conclusión y le reafirman en su propósito de sumar su primer Giro.

A falta de la contrarreloj de la penúltima jornada, el triunfo general parece sentenciado a favor del líder del Liquigas, pero la lucha por el podio se presenta muy interesante, con Schleck, Simoni, Cunego y el propio Mazzoleni, situados del segundo al quinto puesto en un margen de poco más de un minuto, sobre todo ante el buen hacer que se le presupone al último en la disciplina contra el reloj.

Mañana la carrera protagonizará su decimoctava etapa con salida en Udine y final en Riese Pio X, sobre 203 kilómetros, una jornada de recorrido llano en su totalidad que permitirá un descanso a la piernas después de la exigente subida al Zoncolan y que proporcionará otra oportunidad a los velocistas para seguir adornando su palmarés.