El Sevilla rompe su racha de derrotas con una convincente victoria (2-0) sobre el Levante

Actualizado 21/10/2007 0:45:27 CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla, que llegaba al Ciudad de Valencia con cuatro derrotas consecutivas en Liga, logró una fácil victoria frente al Levante por 2-0 en un partido donde los de Juande Ramos mostraron mejor cara que el conjunto de Gianni de Biasi, que hoy debutaba con el equipo valenciano.

Pronto se le pusieron las cosas de cara al Sevilla, gracias a una buena jugada de Dani Alves que se revolvió en el área del Levante y tras un buen pase, Luis Fabiano adelantó a los de Nervión a los siete minutos. Poco después, otra vez Luis Fabiano transformó una pena máxima que dejó al Sevilla con dos goles de ventaja, resultado con el que se llegó al segundo periodo.

La segunda parte comenzó sin apenas ocasiones de gol, sólo Rubiales por parte del Levante y Luis Fabiano del Sevilla pusieron algo de emoción al encuentro. Según pasaban los minutos, ambos conjuntos bajaron el ritmo de juego y eso provocó que el partido finalizara 2-0.

Por su parte, en Riazor, el partido comenzó con buen ritmo entre Deportivo y Valencia, pero en el minuto nueve, el central argentino Coloccini se llevó el pie de Joaquín y el colegiado entendió como pena máxima. El del Puerto de Santa María fue el encargado de lanzar el penalti y poner en ventaja a los de Quique Sánchez Flores. Siete minutos después, Rubén Baraja, en boca de gol incrementó las diferencias a 2-0.

Pero la emoción estaba servida en Coruña y tras un buen centro de Juan Rodríguez y una mala salida de Cañizares, Xisco aprovechó para acortar distancias en el minuto 28. Y antes del descanso llegó la respuesta valencianista. Joaquín, muy activo en el partido de hoy, centró desde la banda derecha para que Fernando Morientes, mano a mano con Aouate, dejara el 1-3.

En la reanudación, los gallegos salieron más agresivos y Guardado a punto estuvo de adelantar a los de Lotina en el minuto 58. Pero en el 73 el canario Silva, tras una gran jugada personal, puso un buen centro al área que Morientes no desaprovechó e hizo el cuarto. A partir de aquí, el Depor se volcó hacia la portería de Cañizares y el los coruñeses obtuvieron su premio en el minuto 87 con el gol de Bodipo que dejaba el 2-4 final.