Actualizado 07/07/2015 10:11 CET

Xavi: "Luis Enrique ha sido la persona clave, me ha cambiado la mentalidad"

Xavi Hernández Barcelona
MIGUEL RUIZ-FCB

"Acabé la temporada desilusionado y creía que mi etapa había acabado"

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El centrocampista del FC Barcelona Xavi Hernández recalcó que el actual técnico azulgrana, Luis Enrique Martínez, ha sido "la persona clave" para que haya dado marcha atrás en su decisión, "tal vez precipitada", en dejar el club tras pasar una de las "peores temporadas" de su carrera y donde sintió que ya no era "útil".

"Acabé la temporada desilusionado, fue de las peores de mi carrera a nivel personal y me veo en el banquillo y no me siento útil. No me había pasado en los últimos años y prácticamente es lo mismo en la selección. Tal vez, precipitadamente creo que es mejor acabar esta etapa y empezar una nueva", relató Xavi en rueda de prensa.

Sin embargo, tras las vacaciones y mantener una reunión con Luis Enrique y Andoni Zubizarreta cambió de opinión. "Me han convencido y me han hecho ver que puedo ser útil y competitivo en el club. Agradezco al club su espera, todo se ha hecho de forma conjunta y ahora estoy en un estado de ánimo mejor y lo veo de otra forma, pero quiero que la gente entienda que he tenido emociones muy fuertes y que creía que mi etapa había acabado", comentó.

Además, el de Terrassa aseguró que sigue siendo "competitivo" y que cree que puede seguir siendo "útil". "El hablar con Luis Enrique me ha cambiado la mentalidad y es la persona clave para que continúe", aseveró el catalán, que remarcó que todo su entorno estaba "muy contento" por su decisión, "puramente deportiva". "He leído que es económica y por falta de alternativas, pero no es cierto, siempre las he tenido y tampoco es un problema económico", advirtió.

"Nadie me ha dicho que vaya a tener un rol secundario. Luis Enrique me dice que empiezo de cero y que debo ganármelo. Me gusta lo que veo, tengo buenas vibraciones y estoy siendo competitivo, lástima que ahora tenga unas molestias. Creo que empiezo con fuerza e ilusión y quiero destacar al mister, que es el que me ha convencido y me ha dicho que puedo ser útil e importante", prosiguió.

Xavi opinó que "puede" que para este año le "ayude" lo pasado el anterior, pero reconoció que "entendía que el equipo estaba por encima" el día del choque decisivo con el Atlético y en el que Gerardo Martino le dejó en el banquillo. "La decepción iba por dentro y lo mismo pasó para el Mundial. He hablado claro con Luis Enrique, no voy a poner malas caras", apuntó, indicando que el psicólogo del equipo "no estaba" en esa conversación, aunque le parece "muy bien" que haya uno en el equipo porque les ayudará "mucho".

Sobre su papel en el equipo, el azulgrana fue claro. "Voy a ser un jugador que lo da todo, que siempre está para sumar y que pone al equipo por delante de su individualidades. Estoy para sumar y tengo la ilusión intacta como cuando era un crío. Creo que conseguiremos cosas", resaltó.

"Tengo buenas sensaciones, las novedades son óptimas y lo daré todo para seguir siendo importante. Espero que la gente entienda que en junio mi decisión de marchar, había pasado por dos decepciones personales importantes. Entreno contento y lo que veo me gusta mucho, pero luego la temporada marcará todo", agregó, descartando además que continuidad tenga que ver con algo relacionado en el "futuro" del club ni que haya estado "vinculada a ningún fichaje". "Agradezco que me hayan esperado porque a lo mejor Luis Enrique no quería contar conmigo", admitió.

"AQUÍ SOLO VALE GANAR".

Además, Xavi recalcó que "las comparaciones" no le gustan a la hora de hablar entre las diferencias del 'Tata' y el asturiano. "Prefiero hablar de este año. Estamos haciendo un trabajo físico con balón muy competitivo y todos los entrenamientos tienen un sentido táctico de como vamos a jugar", zanjó.

En cuanto a la situación que está viviendo Iker Casillas en el Real Madrid, el catalán declaró que le desea "lo mejor" al mostoleño "si se queda y si es la mejor decisión es muy buen amigo". "Futbolísticamente no puedo porque es un rival directo, pero personalmente le deseo lo mejor", comentó.

De cara a la temporada, el centrocampista remarcó que el FC Barcelona "no se puede permitir más de un año sin títulos". "El pasado fue un año decepcionante y tenemos la presión que conlleva ser del Barça, aquí solo vale ganar, solo vale ser excelente", avisó.

Por ello, no ve con malos ojos, aunque "depende del club", la continuidad de Dani Alves, que "ha demostrado" que tiene cabida en el equipo, mientras que tiene claro que Leo Messi "sigue siendo el mejor".

"Luis Suárez es un fichaje espectacular, está entre los mejores delanteros del mundo y ha hecho una temporada espectacular en el Liverpool. Estamos pendientes de la sanción y esperamos que se reduzca, pero tengo relación con él y es un fichaje espectacular, una gran persona. Le esperamos con los brazos abiertos y esperemos que el TAS le ayude", opinó sobre el fichaje estrella para este año.

Finalmente, reconociendo que sería un "orgullo" relevar a "un gran amigo, gran compañero y gran capitán" como Carles Puyol, lamentó la marcha de Chema Corbella, utillero del equipo. "Es una institución en el club y no se lo merecía. Era el alma máter del vestuario y se le echa de menos. Es una situación difícil de vivir, pero es una decisión de club y no podemos hacer nada. Hablo con él y está triste, y yo estoy triste, es de las mejores personas que he conocido en mi carrera", sentenció.

Para leer más