Actualizado 22/07/2021 21:30 CET

Carolina Marín: "Ya he asimilado la lesión, pero ha sido mucho más duro que con la otra rodilla"

Archivo - Carolina Marín durante un acto organizado por Iberdrola
Archivo - Carolina Marín durante un acto organizado por Iberdrola - Irina R. Hipolito/AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La jugadora española de bádminton Carolina Marín aseguró que ya ha "asimilado" su grave lesión de rodilla, pero que le ha resultado "mucho más duro" que la sufrió en la otra en 2019 y que le da "mucha pena y tristeza" el no poder estar en los Juegos Olímpicos de Tokio que dan comienzo este viernes y donde debería haber defendido su histórico oro de 2016.

"Todo ya lo he asimilado, pero me da mucha pena y tristeza el no poder estar en Tokio. No ha sido fácil y ha sido mucho más duro que con otra la rodilla. Ahora estoy preparándome en la rehabilitación sin parar ningún día y con ganas de volver cuanto antes, pero con calma porque es mi pierna de apoyo y con la que más fuerza hago", señaló Marín este jueves en un acto organizado por Iberdrola como apoyo al deporte femenino olímpico y paralímpico.

La onubense tiene claro que recuerda sobre todo los Juegos de Río de Janeiro, donde se proclamó campeona olímpica. "Cuando fui a los primeros en Londres, iba muy cría, acababa de cumplir la mayoría de edad y sabiendo que no había casi ninguna opción de hacer nada", comentó.

"Me tocó Li Xuerui, que fue la que ganó el oro y la que me tocó en semifinales de Río, y perdí en dos sets, pero en los dos intervalos perdía 11-10 y la experiencia fue muy buena. En Río sí llevaba un objetivo muy claro, creo que fui la única deportista que dijo que iba a por el oro, me la jugué porque sabía todo el trabajo que había hecho y me sentía segura de mí misma", añadió.

Pese a sus numerosos éxitos, se sigue "emocionando" cada vez que sube al podio porque es "la recompensa a todo ese camino de duro trabajo para conseguir algo grande", aunque tampoco quiso quedar con uno en especial porque "detrás de cada uno de los caminos a recorrer para lo más alto del podio siempre hay una historia". "No han sido fáciles porque ha habido lesiones, toma de decisiones de última hora, muchísimo sacrificio y la renuncia a cosas que muchos deportistas no quieren renunciar", subrayó.

En este sentido, reconoció que de lo que más aprendió fue de "una derrota". "Fue como un punto de inflexión en mi carrera. Perdí contra Bea Corrales en el Internacional de Madrid en 2013, acababa de hacer selectividad y tenía un gran nivel de estrés. Nunca jamás había perdido con ella y llegué a decir que si yo era la peor del mundo. Me puse las pilas y fui campeona del mundo al año siguiente", detalló la andaluza.

Finalmente, Carolina Marín no escondió la importancia de no que no haya espectadores en los Juegos de Tokio. "La energía del público no se puede definir con palabras y en los Juegos se va a echar muchísimo de menos porque siempre dan ese 'empujoncito'", admitió.

Contador