Actualizado 27/06/2007 16:14 CET

ESAIT dice que la Federación Vasca ha perdido en Venezuela "una ocasión de oro para avanzar en la oficialidad"

BILBAO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La plataforma ESAIT, que reivindica la oficialidad de las selecciones deportivas vascas, realizó hoy en Bilbao una valoración "agridulce" del encuentro que Euskadi disputó frente a Venezuela el pasado 20 de junio, señalando que, mientras la propia plataforma y los jugadores "han contribuido a poner encima de la agenda deportiva internacional la cuestión de la oficialidad", la Federación Vasca de Fútbol "ha perdido un ocasión de oro" para avanzar en esta reclamación.

Los tres miembros de ESAIT que viajaron hasta Venezuela, Endika Guarrotxena, Martxel Toledo y Egoitz Askasibar, explicaron que el objetivo era aprovechar el marco del encuentro disputado en el estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal "para reivindicar la oficialidad". Con tal motivo, mantuvieron diversas reuniones, tanto con personalidades de la política venezolana como con medios de comunicación de aquel país, ante los que ofrecieron el día 19 una multitudinaria rueda de prensa, que siguió a la ofrecida por el seleccionador de Venezuela, Richard Páez.

ESAIT alabó la actitud "sobresaliente" de los jugadores seleccionados por Euskadi, que "siguiendo la línea marcada" en el amistoso frente a Catalunya, mostraron dos pancartas con el lema "Somos una nación ¡Oficialidad" ante los 38.000 espectadores que se dieron cita en el estadio Pueblo Nuevo y los millones de telespectadores que siguieron el encuentro en el continente americano.

Por contra, la plataforma, aunque agradeció el gesto de la Federación Vasca de Fútbol (FVF) de organizar este encuentro, criticó a sus dirigentes por "haber perdido una ocasión de oro para reclamar la oficialidad". "No convocaron ni una rueda de prensa, y a pesar de haber tenido opción de dirigirse a las delegaciones de los países que se hallaban el Tachira y a los 12 miembros FIFA que se encontraban en Venezuela, no han hecho nada".

Asimismo, ESAIT denunció que el presidente de la Federación Vasca, Iñaki Dobaran, "no amparara ni mostrara su apoyo" a los jugadores "ante la presión ejercida" por parte de la prensa española", dedicándose a exculparse y desvincularse de las reivindicaciones". Al tiempo, señaló que sólo asistió al choque "un representante institucional, invitado por la FVF, que se limitó a ver el partido".

Por último, la plataforma denunció que el encuentro. "un partido de interés nacional", no fuera retransmitido por la televisión pública vasca, censurando que la Federación Vasca no incentivase el que los periodistas vascos cubrieran la expedición, sino todo lo contrario.

Para finalizar, ESAIT, a modo de reflexión, subrayó la necesidad de formar "una comisión para elaborar entre todos los agentes implicados un plan estratégico" para lograr la oficialidad, tendiendo "una vez más la mano a la FVF para colaborar en favor de su consecución"