20 de febrero de 2020
 

España inicia este miércoles el sueño de clasificarse para el Mundial de Floorball

Publicado 28/01/2020 19:55:51CET
La selección masculina de floorball
La selección masculina de floorball - AEUF

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La selección española intentará a partir de este miércoles en la localidad letona de Liepaja el difícil reto de clasificarse para el Mundial de Floorball del próximo mes de diciembre en Helsinki, para lo que necesita quedar entre las tres primeras de su fase de clasificación.

España, a la que sólo el 'goal-average' apartó de estar en el pasado Mundial, está encuadrada en el Grupo E de esta fase que se desarrollará hasta el próximo sábado y su objetivo principal es el de superar esta primera ronda como uno de los dos primeros, lo que le dejaría muy cerca de sacar el billete mundialista.

De hecho, lo conseguiría si termina primero de su grupo, pero su actual ranking (19) le cede todo el favoritismo para ese privilegio a la República Checa, que es la cuarta favorita. Por ello, se antoja más factible conseguir la segunda plaza para lo que debe batir a los Países Bajos, el rival de su estreno este miércoles, y a Liechtenstein, con la que cerrará esta fase el viernes, un día después de medirse a los checos.

Mientras que los dos primeros de cada grupo se clasifican directamente para el Mundial, los dos segundos se cruzarán entre sí por la plaza restante el sábado. Alemania y la anfitriona Letonia son las favoritas en el Grupo F, que completan Austria y Francia.

El combinado nacional, dirigido por Juan Antonio Roldán, estará formado por Javier Izquierdo e Iván Martínez como porteros, y Pablo López, David de la Cuesta, Juan Bernardino Carrión, Bruno Canizo, Rubén Martín, Antonio Sáez, Javier Isidoro, Daniel Rodríguez, Miguel Vizcaíno, Anton Sjolund, Sergio Garcés, Iván Meana, Ducan Quinlan, Andrés de la Cuesta, Héctor Mondéjar, Borja García, Daniel Guzmán y Sergio Fuentes.

El floorball, también conocido como unihockey, es un deporte poco conocido a nivel competitivo en España, aunque sí está muy implantado en muchos centros educativos y a nivel internacional cuenta con el reconocimientos del Comité Olímpico Internacional. Los equipos se enfrentan con cinco jugadores de campo y un portero en una pista de 40x20; rodeado de una banda de plástico o fibra de carbono de 50 cm de altura denominada 'rink', y el objetivo del juego es meter una pelota plástica en la portería contraria usando un bastón ligero.

Contador