Esteve: "Si no me hubiese lesionado correría en motos, pero he aprendido a disfrutar del coche"

Isidre Esteve y Txema Villalobos, antes del Dakar 2019
REPSOL
Publicado 10/12/2018 14:44:48CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Isidre Esteve ha presentado este lunes su "equipazo especial y distinto", el Repsol Rally Team con el que repetirá experiencia en la próxima edición del Rally Dakar, donde aspira no solo "a participar" sino a "competir de verdad" ahora que ha "aprendido a disfrutar del coche", 11 años después del grave accidente que le quitó la movilidad de las piernas y le obligó a abandonar las motos.

"Hace 11 años que me lesioné y he aprendido bastantes cosas durante este tiempo, pero es cierto que, si no me hubiese lesionado, todavía correría en motos. La moto es apasionante. El cambio fue obligado, con la dos ruedas no me mantenía en pie. He aprendido a disfrutar con el coche y de lo que estoy más satisfecho es de que he podido aplicar todo lo que aprendí con la moto. Muchas veces me es fácil leer la pista porque vengo de la moto", explicó Esteve en la sede de Repsol en Madrid, donde este lunes presentó su equipo para el Dakar, que comenzará el 6 de enero

"Tenemos un equipazo especial, distinto. Queremos ser competitivos. No vamos al Dakar a participar, vamos a competir de verdad", avisó el piloto, que entrena "igual y con el mismo objetivo que cuando entrenaba para intentar ganar el Dakar en motos" hace más de una década. "Hago lo mismo. La única diferencia es que utilizo menos partes de mi cuerpo porque me faltan muchísimas cosas, el día que hagan inventario se van a acojonar", dijo con humor.

Tras finalizar vigésimo primero en la última edición del Dakar, donde se estrenó oficialmente con el Repsol Rally Team, Esteve se mostró "convencido" de que pueden ser "mucho más competitivos que el año pasado", sobre todo después del reciente noveno puesto en el Rally de Marruecos, su mejor puesto en una prueba del Mundial de Cross-Country.

"En Marruecos tuvimos sensaciones de que podíamos ser competitivos y estar justo detrás de los grandes coches oficiales. El potencial de nuestro equipo es para estar ahí, no debemos equivocarnos. Tenemos muy buenas sensaciones", analizó.

En este sentido, explicó que le "gustaría poder decir un resultado", pero que "lo que hace bonita esta carrera es no saber el que vas a tener". "La competencia también mejora, no están parados. Los Mini van a ir mejor que el año pasado y Peugeot, aunque diga que no es el equipo oficial, no le va dar una bicicleta a Loeb. Nos hemos preparado para sacar un resultado mejor que el año pasado", abundó.

"CUANTO MÁS DIFÍCIL SEA EL DAKAR, MEJOR PARA NOSOTROS"

Para afrontar "un formato de carrera nuevo", con un Dakar que se disputará íntegramente en Perú, Esteve y su equipo han realizado tres cambios importantes en su coche fabricado un año más por Sodicars Racing, novedades centradas en la suspensión, los frenos y el morro del coche para tener una máquina más "agresiva".

"Perú ofrece una dificultades muy extremas que hacen que el Dakar sea difícil desde el kilómetro uno. Va a haber menos kilómetros de especiales, pero mucho más intensos. No es lo mismo hacer 300 kilómetros por pistas en Argentina que hacer eso en las dunas de Perú. Esperamos un Dakar difícil, complicado, y la primera semana va a ser lo más exigente. Pero cuanto más difícil sea el Dakar, mejor para nosotros, es donde nuestro equipo da el máximo", prometió.

Por su parte, su copiloto Txema Villalobos subrayó que Esteve "siempre va un poco más, un poco más" cuando está pilotando y que es el quien "tiene que frenarle un poco". "Este año la navegación de los copilotos va a ser mucho más importante porque no atraviesas el desierto linealmente, la organización te hace recorrer un laberinto por el desierto, y eso es complicado de seguir", desgranó.

Además, la fisioterapeuta de Esteve, Lidia Guerrero, destalló cómo ha sido la preparación física y destacó que el cojín inteligente Nubolo, que el piloto ya empleó en las dos últimas ediciones del Dakar con un gran resultado, les ha "dado calidad de vida y tiempo".

"Hace que Isidre no se tenga que tumbar cada día durante cuatro horas. Eso nos limitaba y de nos hemos olvidado completamente. Ahora invertimos esas cuatro horas para entrenar, desplazarnos o poder venir aquí y estar todo el día tranquilamente sin tener que mirar el reloj. El cojín es un regalo de tiempo, ha dado una calidad de vida y deportiva increíble", agradeció.

Esteve iniciará en menos de un mes su cuarta participación en la modalidad de coches del Dakar, después de su "mala experiencia" de 2009, cuando tuvo que atravesar una larga convalecencia debido a unas úlceras por presión, y a las ediciones de 2017 y 2018, siempre con Txema Villalobos a su lado.

Javier Tebas

Javier Tebas

Presidente de LaLiga

30/01/2019

Patrocinado por