Lidón Muñoz: "Para la final de 50 libre en el Mundial debería rondar los 24.70, palabras mayores"

Publicado 18/07/2019 13:07:53CET
La nadadora española Lidón Muñoz.
La nadadora española Lidón Muñoz.@PROYECTOFER - Archivo

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La nadadora española Lidón Muñoz acude "pletórica e ilusionada" al Mundial que se está disputando en Gwangju (Corea del Sur) gracias a sus últimas excelentes marcas en los 50 libres, pero también "realista" de sus opciones porque calcula que para nadar la final de la prueba debería "rondar" los 24.70, una décima mejor que su actual récord de España (24.82).

"Me encuentro pletórica y, sobre todo, muy ilusionada. Ya he aplacado los dos episodios de euforia vividos cuando conseguí la mínima mundialista y logré bajar de los 25 segundos en los 50 libres, y cuando en Roma paré el crono en 24.82. Ahora, ya estoy concentrada y preparada para competir, disfrutar y aprender de esta gran experiencia de mi primer Mundial en piscina larga", comentó Muñoz en declaraciones facilitadas por la Fundación Trinidad Alonso, a cuyo Proyecto FER pertenece la nadadora.

La castellonense reconoce que no veía "utópico" el poder bajar en los 50 metros libres de los 25 segundos y ser la primera nadadora española en hacerlo. "Sabía que si enganchaba un buen largo podía rebajar la frontera de los 25 segundos. No son dos registros cualesquiera y en los dos últimos años, llevo 9 récords nacionales en los 50 libres entre piscina larga y corta, pero estos dos últimos son especiales porque suponen derribar un muro histórico", subrayó.

De todos modos, es "realista" para el Mundial donde su objetivo "es superar la primera ronda y disputar las semifinales". "Actualmente, a
pesar de los dos récords de España logrados en junio, estoy en torno a la plaza vigésima en el ranking mundial de los 50 libres", indicó.

"Aunque no puede haber más de dos nadadoras por país ni en las semifinales y en la final, debería rondar los 24.70 para meterme en la final y eso ya son palabras mayores. Por tanto, si consigo ser una de las 16 mejores, ya estaría satisfecha. Y en los 100 libres,
mismo objetivo", añadió Muñoz.

La cita en Gwangju está a un año de los Juegos de Tokio, donde se ve "con opciones" de competir "aunque sigue siendo complicado". "Los 24.82 que logré en Roma me han transmitido un optimismo enorme. La mínima para Tokyo 2020 es 24.77, es durísima, pero he demostrado que está a mi
alcance, que no es imposible. Sigo pensando que aún no he llegado a mi
techo", advierte.

Pese a su progresión no se ve "tanto" como un referente sino más como "una nadadora que está creciendo durante los últimos años desde la humildad y la capacidad de sacrificio". "No quiero perder la perspectiva. He progresado y he madurado, pero no quiero caer en la autocomplacencia ni pensar que está todo hecho porque cometería
un error", sentenció la española, que compagina el máximo nivel deportivo con los estudios del Grado en Medicina.