Actualizado 01/07/2007 15:27 CET

Motor.- Javier Villa logra en Magny-Cours la primera victoria española en GP2

MAGNY-COURS, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El piloto asturiano Javier Villa, del equipo Racing Engineering, y que ya en Montmeló esta temporada se subió al podio, consiguió el triunfo en la segunda carrera de GP2 en el circuito de Magny-Cours, convirtiéndose en el primer español en vencer en una prueba de este campeonato, que es la antesala de la Fórmula 1.

A Villa, que en la primera carrera, ayer, fue séptimo, le favoreció el hecho de que los ocho primeros de esa prueba salen el domingo de manera inversa. Así, desde la segunda posición de la parrilla, se limitó a esperar su oportunidad detrás del líder, el francés Nicolas Lapierre, quien en la vuelta 16 se pasó de frenada, cediendo la cabeza.

A falta de 12 giros para la conclusión de la carrera, Villa era primero, posición que ya nunca abandonó y que supone ser el vencedor más joven de la categoría y el primer español en coronarse en la GP2, campeonato que sustituye desde hace tres años a la Fórmula 3.000, una competición en la que el último vencedor parcial español fue Fernando Alonso, en 2000, en el circuito belga de Spa-Francorchamps.

En lo que respecta al resto de pilotos nacionales, el vallisoletano Roldán Rodríguez, del equipo Minardi Piquet Sports, fue noveno, el madrileño Andy Soucek, del DPR, décimo y Borja García se retiró a dos vueltas para el final.

VILLA: "FUE UNA CARRERA HASTA RELAJADA".

El ganador español en Magny-Cours afirmó que todo había "ido muy bien". "Rodé de manera constante y siempre con algo de margen, siendo una carrera hasta relajada", señaló.

La clave de la carrera fue el incidente del entonces líder de la prueba, el galo Lapierre: "Al principio era difícil ir tras Lapierre ya que no podía tirar como quería, hasta que tuvo un fallo y pudimos pasar y empezar a tirar y bajar nuestros tiempos por vuelta en 7 décimas".

En la parte final, el piloto asturiano apuntó que su coche arrastró una serie de problemas mecánicos: "En la última parte, el monoplaza empezó a chispear, así que levanté un poco pero siempre manteniendo un margen por si hacía falta."