Tenis/Godó.- Ferrer: "He jugado un buen partido, pero por algo Nadal es el número uno en tierra batida"

Actualizado 04/05/2008 22:43:36 CET

BARCELONA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El tenista alicantino David Ferrer señaló que, a pesar de perder la final de la 56ª edición de la 56ª Trofeo Conde de Godó ante el mallorquín Rafael Nadal por 6-1, 4-6 y 6-1, se va con "sensaciones positivas", porque, según dijo, jugó "un buen partido, con confianza, pero por algo Rafa es el número dos del mundo y el número uno del mundo sobre tierra batida".

Tras caer la pasada semana en cuartos de final de Montecarlo, 'Ferru' volvió a perder ante Nadal, en esta ocasión en la final del torneo barcelonés. "Ojalá algún día le pueda ganar en tierra batida, pero hoy en día está a un nivel superior a los demás, como en los últimos cuatro años".

A pesar de ganarle un set al balear en arcilla por primera vez desde el 2005, algo que le da "lo mismo", Ferrer se mostraba resignado ante la superioridad de Nadal: "Se intenta ver si suena la campana, pero Rafa ha hecho un grandísimo partido. Hay que felicitarle porque ha estado a un gran nivel. Hemos jugado tres sets, pero para ganarle hay que hacerlo perfecto".

"No he comenzado mal, lo que pasa es que él ha comenzado muy bien", dijo Ferrer quien empezó el partido con un 'break' en contra, precisamente lo que se temía el día previo al partido."En el segundo he jugado a un muy alto nivel y le ha costado más", explicó en referencia a la manga que ganó por 6-4.

Sin embargo, en el tercer set Nadal volvió a tomar las riendas del duelo. "El 6-1 del tercero es muy irreal porque los juegos fueron muy igualados. Pero he hecho malas jugadas y Rafa ha jugado más agresivo", comentó 'Ferru', que reconoció que se "derrumbó un poco" cuando el de Manacor se puso con 3-0 y saque a favor en el set decisivo.

A pesar de la derrota, Ferrer, ganador en Valencia, considera que la temporada "va muy bien, muy regular, y sobre todo en tierra. Después de tener un pequeño bache en la gira americana estoy contento con mi juego". El de Jávea apuntó que su objetivo es "el top-10", siendo "regular" y consciente "de que es más complicado mantenerse que llegar".