Actualizado 01/03/2021 15:10 CET

Este osezno defiende a su madre rugiendo a un grupo de turistas que observan desde un barco

Este osezno defiende a su madre rugiendo a un grupo de turistas que observan desde un barco
Este osezno defiende a su madre rugiendo a un grupo de turistas que observan desde un barco - YOUTUBE - CATERS

MADRID, 1 mar. (EDIZIONES)

El curioso momento en que una cría de oso polar ruge junto a su madre quedó registrado en vídeo por una guía turística que se dirigía al Polo Norte.

Lauren Farmer, fotógrafa de expediciones en el sector del turismo polar, se encontraba trabajando cuando una madre y su cría se aparecieron en mitad de las heladas aguas del Océano Ártico.

Lauren esperó a que el barco se detuviera para observar mejor a la madre y a la cría y le llamó la atención que el osezno se envalentonara rugiendo en dirección hacia el barco de turistas donde ella se encontraba.

En las imágenes se puede ver al cachorro rugir varias veces antes de regresar con su madre.

Una cría de oso polar vive con su madre durante sus primeros 28 meses para aprender las habilidades de supervivencia necesarias en el extremo clima ártico donde viven. Estas madres se encargan de proteger "con uñas y dientes" a sus crías sin recibir ayuda alguna de los machos.

Los osos polares utilizan multitud de sonidos para comunicarse, desde gruñidos fuertes cuando quieren intimidar a sus enemigos hasta juguetones soniquetes, pasando por los rugidos de miedo y otro tipo de sonidos para regañar a las crías.