Publicado 13/11/2020 17:54CET

El G20 acuerda un marco común para reestructuraciones de deuda de países pobres afectados por el Covid-19

22 February 2020, Saudi Arabia, Riyadh: Saudi Finance Minister Mohammed Al-Jadaan speaks during the G20 finance ministers and central bank governors meeting. Photo: -/Saudi Press Agency/dpa
22 February 2020, Saudi Arabia, Riyadh: Saudi Finance Minister Mohammed Al-Jadaan speaks during the G20 finance ministers and central bank governors meeting. Photo: -/Saudi Press Agency/dpa - -/Saudi Press Agency/dpa - Archivo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El G20 ha alcanzado acordado un marco común de actuación para llevar acabo reestructuraciones de deuda bilateral y otras medidas de apoyo para aquellos países pobres que lo soliciten y cuya economía se haya visto afectada por la pandemia de la Covid-19.

Según ha comunicado el Grupo de los 20 este viernes, el marco común alcanzado tiene el visto bueno del Club de París. "Dada la escala de la crisis del Covid-19, las significativas vulnerabilidades de deuda y las perspectivas en deterioro para muchos países de bajos ingresos, reconocemos que los tratamientos de deuda más allá de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de Deuda (DSSI) podrían ser necesarias dependiendo del caso", ha indicado el Grupo.

Los procesos para aprobar medidas adicionales de alivio de deuda se iniciarán a demanda del país deudor. Cualquier medida aprobada requerirá de un análisis de sostenibilidad de la deuda y de reestructuración realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. También será necesaria la valoración colectiva de los acreedores.

La deuda incluida para el tratamiento será toda aquella con un vencimiento superior a un año y solo se tendrán en cuenta las cuentas previas a marzo, ya que toda la financiación obtenida desde marzo está protegida por la DSSI.

Los países deudores que soliciten una reestructuración se compromete a proporcionar al FMI, al Banco Mundial y a todos los acreedores que participen en el proceso de la información necesaria sobre la deuda pública.

De su lado, todos los países del G20 se han comprometido a participar en los procesos iniciados si tienen deuda bilateral acordada con el país deudor. Los acreedores se coordinarán entre ellos para llegar a un acuerdo conjunto que sea acorde a las leyes nacionales y a la legislación internacional.

"En principio, los tratamientos de deuda no se llevarán a cabo en forma de reducciones o quitas de deuda. Si, en los casos más difíciles, fuera necesaria la reducción o quita como consecuencia del análisis del FMI y el Banco Mundial y la valoración de los acreedores, se dará especial consideración al hecho de que los países acreedores deben cumplir procedimientos domésticos", ha indicado el G20.

El Grupo ha asegurado que los países deudores que firmen un acuerdo de este tipo podrán buscar un tratamiento en iguales términos por parte de cualquier otro acreedor bilateral o privado.

Contador

Para leer más