El Gobierno se plantea "anticipar" los aspectos "más urgentes" de la ley de cambio climático

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el Congreso
CONGRESO
Publicado 29/11/2018 17:24:13CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno mantiene un debate interno en curso sobre la "conveniencia" de anticipar "aquellos elementos más urgentes" y que estarán incluidos en la futura ley de cambio climático cuyo borrador se está ultimando, para su posterior tramitación parlamentaria según han desvelado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Ribera ha reiterado este jueves en declaraciones a los medios el compromiso del Gobierno con "la seriedad en el marco estratégico regulatorio en materia de clima", algo que considera "fundamental" para incorporar la visión de conjunto y para orientar las políticas y las sendas clave de la transición así como las señales para cada uno de los sectores clave.

Así, ha dicho que el Ministerio para la Transición Ecológica tiene un texto que está "ultimando" y que recoge todos los contenidos del proyecto de ley de cambio climático, pero ha incidido en que su tramitación oficial aún "no se ha producido".

"Hay un debate en curso en el seno del Gobierno sobre la conveniencia de anticipar aquellos elementos más urgentes, entre otras cosas porque el secretario general de la ONU junto, con los organismos financieros internacionales, está destacando que es urgentísimo y que hay que acelerar el proceso de cambio", ha precisado Ribera.

VÍA REAL DECRETO.

De esta forma, se abriría la puerta a que el Gobierno tramite mediante un Real Decreto algunos aspectos "urgentes" de la transición ecológica antes de su tramitación como proyecto de ley. Según han apuntado fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica a Europa Press, se están estudiando distintas vías y no se descarta ninguna opción.

La voluntad del anterior equipo de Gobierno, de Mariano Rajoy, era presentar al final del verano un proyecto de ley de cambio climático para su tramitación. Con la llegada del equipo de Sánchez, la ministra Ribera desechó el borrador de proyecto de ley para modificarlo y elevar la ambición climática. Si bien, aunque la propuesta normativa se ha trasladado a los distintos grupos parlamentarios hace dos semanas, la negociación y modificaciones del articulado del texto no ha terminado aún.

Al principio de su mandato, Teresa Ribera indicó su voluntad de que el proyecto de ley iniciara su tramitación antes de final de año y que antes del 31 de diciembre estuviera presentado a la Comisión Europea el Plan Nacional de Energía y Clima (una fecha obligada para los Veintisiete).

La aprobación de un Real Decreto que después se tramitaría como proyecto de ley sería una de las posibles fórmulas legales que tendría el Ejecutivo para dar el pistoletazo de salida de la futura Ley de Cambio climático y Transición Ecológica española.

Este miércoles trascendió un documento de trabajo en forma de Real Decreto que, en palabras de la ministra, era un borrador "todavía sin pulir" y al que le faltaban "muchas cosas" que formarían parte de "una de las posibles líneas de trabajo en las que no están definidos todos los elementos".

Si bien, Ribera ha prometido contar lo que hará el Gobierno cuando lo tenga "claro" y ha recomendado a los medios de comunicación "no estar pendientes del borrador del borrador del documento del documento".

CONSENSO EN EL EJECUTIVO

En todo caso, ha reiterado el "consenso total" del Consejo de Ministros respecto de la necesidad, las fechas, los objetivos de la futura ley de cambio climático así como de la oportunidad que significa para la modernización de la economía establecer un marco "estable" que permita "de manera predecible" acompañar "todo" el proceso de cambio.

Asimismo, ha añadido que el Ejecutivo tiene también la "convicción total" sobre la necesidad de prestar "particular atención" al ámbito de la energía y a la industria del automóvil, entre otros, aunque admite que estos son los que "quizá" más interés han suscitado en la opinión pública.

La ministra ha subrayado la "urgencia" de actuar contra el cambio climático precisamente en vísperas de la Cumbre del Clima que comenzará el lunes en Katowice (Polonia), ya que el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, como los datos científicos reclaman urgencia a la hora de actuar. Esto, según Ribera debe reflejarse en el cumplimiento "escrupuloso" de los calendarios marcados.

La ministra ha señalado que tanto en la cumbre del G-20 como en la COP24, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, destacará la "trascendencia" que tiene introducir la acción climática "a toda velocidad" para la estabilidad económica y la recuperación mundial.

Por otro lado, Ribera ha agregado que las "líneas maestras" del Gobierno en materia de clima "coinciden básicamente" con la Estrategia de descarbonización aprobada este miércoles por el Colegio de Comisarios de la Unión Europea y con la Estrategia de Energía y Clima presentada por Francia y que incluyen indicaciones sobre el tipo de vehículos que circularán por las carreteras en 2040.

Ribera insiste en que la transformación de la industria del automóvil es fundamental si no se quiere perder el tren en un sector "importante" en España conciliándolo con los objetivos de clima y energía, a pesar de que ha generado una reacción "en gran medida no ajustada a la trascendencia que tiene este asunto".

"Es imposible pensar en una economía descarbonizada si no se descarboniza la movilidad. Esto es un desafío de gran alcance para la industria del automóvil que repercute positivamente en nuestra salud pero también en la competitividad de ese sector que genera tanto empleo directo e indirecto", ha sentenciado.

Finalmente, se ha defendido al comparar la propuesta española con la Estrategia de Francia, que tiene medidas "muy similares" a las que ha propuesto el Gobierno y con la propuesta "calcada" del comisario de Clima de la UE, Miguel Arias Cañete.

Contador