Publicado 23/07/2021 15:54CET

El dueño del papel higiénico 'Scottex' reduce un 41% su beneficio en segundo trimestre y rebaja previsiones

Archivo - Una mujer protegida con mascarilla y con un paquete de papel higiénico en la mano pasea por Bilbao
Archivo - Una mujer protegida con mascarilla y con un paquete de papel higiénico en la mano pasea por Bilbao - H.Bilbao - Europa Press - Archivo

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La multinacional estadounidense Kimberly-Clark, fabricante del papel higiénico 'Scottex' y de los pañuelos 'Kleenex', registró una retroceso del 40,7% del beneficio neto atribuido en el segundo trimestre, hasta 404 millones de dólares (343 millones de euros), según ha informado la multinacional.

La compañía ha atribuido este retroceso de su beneficio neto entre abril y junio al efecto del aumento de los costes, así como a la fuerte volatilidad provocada por la pandemia que impulsó hace un año el acopio de productos de higiene personal por parte de los consumidores ante las medidas de confinamiento ordenadas en varios países.

Las ventas de netas de Kimberly-Clark en el segundo trimestre alcanzaron los 4.722 millones de dólares (4.006 millones de euros), un 2,4% por encima de la facturación contabilizada en el mismo periodo de 2020, aunque en términos orgánicos disminuyeron un 3%.

Las ventas de la división de cuidados personales crecieron un 13%, hasta 2.517 millones de dólares (2.135 millones de euros), mientras que la facturación del negocio de papel tisú cayó un 13%, hasta 1.424 millones de dólares (1.208 millones de euros). Por su parte, la división profesional K-C elevó un 6% sus ingresos, hasta 765 millones de dólares (649 millones de euros).

De este modo, en la primera mitad de 2021, la multinacional obtuvo un beneficio neto atribuido de 988 millones de dólares (838 millones de euros), un 26,3% por debajo de las ganancias contabilizadas en el primer semestre de 2020, mientras que su facturación retrocedió un 1,6%, hasta 9.465 millones de dólares (8.030 millones de euros).

Para el conjunto del ejercicio, Kimberly-Clark ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento de los ingresos, hasta un rango del 1% al 4%, frente a la anterior horquilla de entre el 3% y el 5%, mientras que prevé que el beneficio ajustado por acción oscile entre 6,65 y 6,90 dólares, cuando anteriormente esperaba alcanzar entre 7,30 y 7,55 dólares.

Europa Press Comunicados Empresas