Actualizado 30/09/2008 21:53 CET

Economía/Motor.- Más de un centenar de trabajadores de Ford se concentra para protestar contra el ERE

CCOO, CGT y STM critican que UGT no presentó el informe del comité sobre el ERE y alertan de que afectará realmente a 2.000 personas

VALENCIA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Entre 150 y 200 trabajadores de la factoría que posee Ford en Almussafes (Valencia) se concentraron hoy ante la sede de la Dirección General de Trabajo, según la estimación hecha por los sindicatos convocantes, para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal presentado por la dirección, y que estará en vigor hasta el mes de diciembre.

Posteriormente, representantes de CCOO, CGT y STM se reunieron con el director general de Trabajo, Cooperativismo y Economía Social, Román Ceballos, para explicarle los motivos de la oposición al ERE de estos tres sindicatos, que integran junto a UGT el comité de empresa de la planta.

Según indicó a Europa Press el responsable de CCOO, Miquel Rosaleny, trasladaron a Ceballos que "ni los trabajadores ni la administración tienen que pagar la situación de la empresa" y éste se comprometió a tratar de "explorar la posibilidad" y "mediar" con la dirección de Ford para que la compañía complemente el 80 por ciento de los salarios "pero incluyendo también los pluses, además del salario base y la antigüedad".

Respecto al número de afectados por el ERE, aseveró que "el total de trabajadores afectados a 23 de diciembre será de 2.000 personas", aunque precisó que "no puede haber más de 990 afectados por día", por lo que "hay un contingente de 500 afectados durante todo el periodo y otros 1.500 afectados más en tres periodos distintos", explicó.

Rosaleny señaló que, en opinión de los sindicatos, la empresa "se precipitó a la hora de echar mano del dinero público, basándose únicamente en las cifras de ventas de los últimos dos meses", planteamientos que expusieron a Ceballos, con quien coincidieron en la existencia de "cierta sospecha de que las compañías automovilísticas hayan actuado al unísono al anunciar expedientes de regulación de empleo casi al mismo tiempo".

Asimismo, apuntó que denunciaron ante el representante de la Generalitat que "la dirección de la empresa está malutilizando el expediente, metiendo y sacando trabajadores de él, y cambiando sustancialmente las condiciones y turnos de los trabajadores", hechos que Román Ceballos se comprometió a abordar con los responsables de la inspección laboral.

Por otro lado, relató que los representantes sindicales quedaron "muy sorprendidos" al enterarse en el citado encuentro de que el presidente y el secretario del comité de empresa --miembros de UGT, como sindicato mayoritario y que representa al 80 por ciento de los trabajadores-- "no realizaron el preceptivo informe en contra del ERE y que debía acompañar al presentado por la empresa", hecho que, en su opinión, "evidencia la dejadez" de ambos responsables.

"GRAVE OMISIÓN" DE SU DEBER

La responsable de CGT, Francisca Cuesta, hizo hincapié en que el hecho de no haber "presentado un contrainforme" con la valoración del comité de empresa sobre el ERE supone "una grave omisión de su deber al no plantear ese rechazo que ellos mismos habían aprobado".

"Han obviado enviar el contrainforme" y eso, según denunció Cuesta en declaraciones a Europa Press, "supone una grave omisión" por parte de UGT, que "está perjudicando a los trabajadores al no expresar su rechazo al ERE y denunciar estos hechos". Además, sostuvo que "demuestra que no han hecho todo lo que deberían para evitarlo".

Por su parte, el representante de STM, Paco González, criticó que "la avaricia" de la dirección de la planta y la "falta de respeto" a su la plantilla "conllevan que los afectados pierdan aproximadamente entre 200 y 800 euros mensualmente", lo que "en numerosos casos, va a crear situaciones muy difíciles para miles de familias trabajadoras valencianas".

Europa Press Comunicados Empresas