Actualizado 21/10/2009 22:37 CET

Economía.- Spanair se aliará con Continental para vuelos directos entre Barcelona y Nueva York

Sigue con una intensa agenda de reuniones para sumar más inversores al accionariado de la aerolínea

BARCELONA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, anunció hoy que está ultimando un acuerdo con Continental Airlines para realizar vuelos directos entre Barcelona y Nueva York con aviones de la aerolínea norteamericana, que a partir del lunes se integrará al grupo Star Alliance.

A finales de este año o principios de 2010, desde la página web de Spanair ya podrían comprarse bielletes a Nueva York con código compartido. Esta estrategia prevé extenderse con otras compañías de Star Alliance, entre las que Soriano citó Singapore Airlines y la japonesa ANA.

Spanair, dijo, ahora no tiene capacidad para volar hasta Tokio, pero sí puede convencer a las compañías del grupo para que vengan a Barcelona. Una vez obtenga en beneficios, previsiblemente en 2011, Spanair también espera crecer por cuenta propia.

El consejero delegado de Spanair, Michael Schulz, agregó que se abren oportunidades de cara al año que viene, no sólo en Nueva York, sino también en Latinoamérica de la mano de Star Alliance. Soriano y Schul participaron esta tarde ante unos 150 empresarios en una sesión del Iese titulada 'De la T1 a Spanair: competir desde Barcelona'.

A preguntas del público, Soriano sostuvo que el número de inversores de Spanair aumenta: "Cada semana tenemos reuniones y hay más empresarios que participan, pero muchos no quieren que se haga público", explicó. Tan sólo dijo que "son gente seria, con capacidad de análisis y rigor".

El objetivo de Spanair es dejar atrás las pérdidas, aunque Schulz reconoció que en 2009 las cifras siguen siendo negativas. "Nuestra historia en costes ha sido horrible, es la realidad", añadió. Hace años que la compañía no es rentable y, desde que pasó a manos de empresarios catalanes y españoles, el personal de gestión comercial se ha reducido en un 45%.

Precisamente, este mes está previsto que se cierre el mapa de rutas de la compañía, que supondrá la reducción de unos diez aviones y el aumento de las horas de vuelo de las aeronaves, con cambios horarios y menos tiempo en tierra. Esto podría afectar a entre 300 y 500 trabajadores, una cifra que se está negociando con los sindicatos.

Soriano destacó que, en un contexto de crisis económica y de disminución de pasajeros aéreos, la apuesta de Spanair es "una aventura en un grado de dificultad alto", pero remarcó que Barcelona cuenta con aeropuerto y con demanda para ser un 'hub' con vuelos de conexión. "Ahora", señaló "es la oportunidad" de Spanair de aprovechar este hueco y obtener beneficios. "Si servimos a Barcelona, pero no somos rentables, vamos a durar cuatro tardes", añadió.

Indicó que si hace dos años Spanair costaba unos 200 millones de euros, los nuevos inversores lo compraron por un euro y se estima que dentro de dos años tendrá un valor de 500 millones. Para ello, consideró necesario que el Aeropuerto de El Prat no sea referente del 'low cost' y apostó por aumentar el pasajero de negocios, para que Barcelona tenga centros de decisión y atraiga a más multinacionales.

La T1

El director del Aeropuerto de Barcelona, Fernando Echegaray, trató sobre la nueva terminal T1 y sus potencialidades como 'hub' internacional. Destacó sus objetivos de puntualidad, sencillez, calidad y respeto medioambiental, con servicios como restaurantes de reconocido prestigio y más de 5.000 metros cuadrados de salas VIP. Echegaray apostó por crear sinergias con el Puerto de Barcelona para potenciar el parque logístico y por la creación de una auténtica ciudad aeroportuaria.

Este domingo culminará el traslado de compañías aéreas a la T1 con la incorporación de las aerolíneas del grupo Sky Team (Air Europa), después de que ya lo hicieran las de Star Alliance y One World (Iberia).

Por su parte, el director general de Puertos, Aeropuertos y Costas de la Generalitat, Oriol Balaguer, trató sobre el comité de rutas, formado por entidades públicas y privadas con el objetivo de atraer más rutas intercontinentales directas a El Prat. Para Balaguer, además de haber infraestructuras y demanda, estos vuelos son un negocio rentable.

Europa Press Comunicados Empresas