Actualizado 19/02/2020 09:11 CET

Consejos para comprar una vivienda de obra nueva: hipoteca, contrato y garantía

Vivienda de obra nueva
Vivienda de obra nueva - HOUSAGE.ES

   MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La compra de una vivienda nueva puede suponer el mayor desembolso en la vida de una persona. Por ello, también, puede ser el que más dudas suscita: ¿Hipoteca fija o variable? ¿Cuántos ahorros necesito? ¿Comprar una vivienda sobre plano o ya construida?

   A continuación, junto a Housage.es, plataforma de venta y alquiler de promociones de obra nueva, contestamos algunas de estas dudas y ofrecemos información sobre el proceso de compra de las viviendas de obra nueva y qué aspectos se deben tener en cuenta.

¿CUÁNTO DINERO NECESITAS?

   Por lo general, los bancos suelen prestar hasta el 80% del valor de tasación de la vivienda, por lo que los ahorros para acometer la compra estarán en torno al 30-35% del valor de la casa, un 20% para cubrir lo no aportado por el banco y otro 10-15% correspondiente a los gastos generados en la compra de la vivienda y la tramitación del préstamo.

   Sobre la cuota mensual, Housage.es recomienda no fijar letras demasiado elevadas: "Se aconseja que estas no superen el 30 o 35% de los ingresos netos mensuales, descontando otros gastos importantes, como la cuota de un coche".

¿CÓMO ENCONTRAR UN PISO?

   En la actualidad, una de las principales herramientas son los portales inmobiliarios de obra nueva, que ofrecen todo tipo de inmuebles e informan de las próximas promociones que se construirán.

   Otra forma de encontrar y estudiar el mercado de la vivienda es acudir a las ferias inmobiliarias donde, en muy poco espacio, puedes ver muchas ofertas de diferentes promotores. Asimismo, puedes suscribirte a los boletines de las promotoras en los que suelen informar de sus nuevos proyectos.

¿ES SEGURO COMPRAR UN PISO SOBRE PLANO?

   Aunque la mayoría de las viviendas de obra nueva que se venden actualmente son sobre plano "no tienes por qué preocuparte" ya que la ley obliga al promotor a que el dinero aportado por los compradores sea depositado en una cuenta destinada única y exclusivamente a esa construcción.

   Además, la empresa promotora debe suscribir un aval o seguro que garantice la devolución de las cantidades entregadas a cuenta por el comprador más los intereses e impuestos correspondientes en el caso de que no se construya la vivienda o no se cumpla con el plazo de entrega fijado.

¿QUÉ HIPOTECA ES MEJOR?

   Tienes varias opciones. En primer lugar, puedes optar entre subrogar la hipoteca de la promotora o contratar una nueva con una entidad bancaria, una decisión que dependerá de las condiciones que ofrezca cada una y la que mejor se adapte a ti.

   En el caso de querer realizar una nueva, la siguiente duda será si es mejor una hipoteca fija o variable. Housage.es señala que si tu idea es pagar la vivienda en poco tiempo "es posible que te convenga más un préstamo a tipo variable, debido a la situación actual del Euríbor".

   En cambio, la hipoteca fija es "más recomendable" si prefieres una cuota estable que no dependa de la evolución de la economía en los próximos años o si tienes poco margen de maniobra desde el punto de vista financiero.

   No obstante, esta plataforma aconseja realizar simulaciones, comparaciones y pedir presupuestos en diferentes bancos para saber qué hipotecas y cuáles son las condiciones más apropiadas para ti.

   Para todo este trámite será necesario que previamente hayas tasado la vivienda: este gasto corre a cargo del comprador, aunque algunos bancos lo asumen si acabas contratando con ellos la hipoteca.

REVISA Y GUARDA TODA LA INFORMACIÓN

   Housage.es aconseja recopilar toda la información disponible sobre la vivienda, incluyendo los folletos publicitarios, ya que tienen carácter contractual y pueden servir para comprobar en el futuro si el inmueble se ajusta o no a lo anunciado.

   En este sentido, el promotor debe entregar toda la información sobre las viviendas, como planos, memorias de calidades, fechas de entrega, etc. Toda esa información se recoge en el libro del edificio, un manual que es recomendable leer antes de tomar una decisión sobre la compra.

   Por otro lado, con la nueva ley hipotecaria, el cliente debe acudir obligatoriamente al notario antes de la firma de la hipoteca con el banco para ser asesorado gratuitamente por él sobre las condiciones del préstamo.

   Además, comprobará que toda la documentación entregada por el banco está en orden y, sobre todo, que el comprador ha entendido los términos del préstamo hipotecario que va a firmar. Realizado este trámite, el notario emitirá un acta notarial imprescindible para autorizar la escritura de la hipoteca.

UN CONTRATO DE COMPRAVENTA CLARO Y CON TODAS LAS CLÁUSULAS

   Es importante que el contrato de compraventa esté redactado de forma clara y recoja todas las cláusulas pactadas por ambas partes, como el precio final, la forma de pago y la fecha de entrega, además de la cláusula específica que estipule la penalización en caso de que el promotor se retrase en la entrega del inmueble.

   Asimismo, conviene que figure una referencia al seguro o aval bancario contratado por el promotor para hacer frente a posibles indemnizaciones y la cuenta en la que los compradores deben ir abonando los pagos.

¿DE QUÉ GARANTÍAS DISPONES?

   Un piso de obra nueva cuenta con tres garantías diferentes, de uno, tres y diez años y que permiten reclamar en caso de que aparezcan deficiencias.

   La garantía de un año cubre los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.

   La garantía de tres años cubre los daños materiales causados por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad.

   La garantía de diez años o seguro decenal abarca los defectos más graves que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales.

   Por último, un detalle importante es que estas garantías entran en vigor en el momento en el que se entrega la obra, no cuando se compra la vivienda. Algo que debes tener muy en cuenta si adquieres un inmueble que fue construido hace tiempo.

Europa Press Comunicados Empresas