Publicado 10/06/2020 17:44:47 +02:00CET

Repsol sale de un bloque exploratorio en Bulgaria al traspasar a Total y OMV su participación del 30%

Sede Repsol
Sede Repsol - REPSOL - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Repsol ha traspasado su participación del 30% que tenía en el bloque marino '1-21 Han Asparuh', situado en Bulgaria en aguas del Mar Negro, a sus socios en el proyecto, la francesa Total y la austriaca OMV.

Este bloque, localizado en una zona de alta complejidad geológica, fue adjudicado en agosto de 2012 al consorcio formado por Repsol, Total, que era la compañía operadora con una participación del 40%, y OMV, que poseía un 30%.

El Gobierno búlgaro ha aprobado este miércoles la extensión del plazo del permiso para la prospección y exploración de petróleo y gas natural en el área del bloque por dos años más, permitiendo además a Repsol Bulgaria BV transferir su participación en el proyecto a sus dos socios en el consorcio.

De esta manera, la participación en el bloque de Total, que seguirá siendo el operador del proyecto, se eleva hasta el 57,14%, mientras que la austriaca OMV contará con un 42,86%.

La compañía presidida por Antonio Brufau también está presente en Bulgaria en el bloque exploratorio 'offshore' de Khan Kubrat, donde desde abril del año pasado cuenta con una participación del 20%, siendo sus socios Shell, que ejerce de operador con un 50%, y Woodside Petroleum, con el 30%.

Esta operación se enmarca dentro de la estrategia de Repsol de gestión activa y flexibilización de su cartera de 'upstream' (Exploración y Producción), con el fin de priorizar el valor.

De hecho, en los últimos años el grupo dirigido por Josu Jon Imaz se ha desprendido de activos en Rumanía, Angola o Papúa Nueva Guinea, entre otros, dentro de esa estrategia de abandonar países o activos en los que tenía márgenes o expectativas más bajas.

En este mismo sentido, recientemente Repsol decidió abandonar un proyecto de 'joint venture', junto a la rusa Gazprom y Shell, para explorar bloques de petróleo en el Ártico.

Ante el actual complicado entorno económico por el Covid-19, la energética ha adoptado un Plan de Resiliencia para este ejercicio que contempla reducciones añadidas de más de 350 millones de euros en los gastos operativos y de más de 1.000 millones en las inversiones, así como optimizaciones del capital circulante próximas a 800 millones respecto a lo inicialmente presupuestado al inicio del año.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas