Publicado 27/08/2021 13:31CET

Cambio climático.- La Consejería de Transición Ecológica de Canarias analizará el estado de las repoblaciones de pinar

Pinar canario
Pinar canario - CEDIDO POR GOBIERNO DE CANARIAS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial realizará un estudio que diagnostique la salud de las masas de repoblaciones de pinar canario en cotas superiores y su afección por daños bióticos y abióticos.

En este sentido, el importe total de los trabajos, que se prolongarán hasta 2024, asciende a 335.000 euros, según ha informado el Gobierno de Canarias en una nota de prensa.

Al respecto, el consejero del Área, José Antonio Valbuena, ha explicado que "a través de esta investigación, Canarias ampliará el conocimiento científico sobre la dinámica de los ecosistemas forestales y sus especies". "Esto nos permitirá aumentar el control de los efectos que los problemas medioambientales generan en la vegetación, para defender y conservar nuestro monte", apuntó.

Por su parte, la Consejería ha señalado que el cambio climático puede llegar a generar la desaparición de los sistemas más frágiles y sensibles, si no se conoce su vulnerabilidad con antelación y se ejecutan las medidas de adaptación adecuadas.

En las cotas superiores de distribución de las poblaciones de pino canario persiste la presencia de pinos muy dañados, con significativos secados de ramas y copas de aspecto abigarrado con presencia elevada de acícula seca prendida, si bien se observa cierto rebrote, normalmente débil.

De esta manera, el deterioro del pinar en zonas altas de cumbre, patente en los montes de La Orotava y Los Realejos, en las inmediaciones del Parque Nacional del Teide, que se puede considerar directamente asociado al estrés termo-hídrico, se estima grave teniendo en cuenta que el pinar canario está considerado como hábitat natural de interés comunitario por la Red Natura 2000, con 9.550 pinares macaronésicos endémicos.

Para realizar esta investigación se procederá, a través de un encargo a la empresa pública Gesplan, a la zonificación y caracterización de las principales áreas afectadas y la revisión de la situación fitosanitaria de las repoblaciones, sobre las que se realizará un estudio dendroecológico, a través del análisis de la información almacenada en los anillos de crecimiento.

También se examinarán los datos climáticos y edafológicos, para conocer la naturaleza y propiedades de los suelos con relación a la producción vegetal y se establecerá un plan de parcelas experimentales de seguimiento, mientras que finalmente, a partir de todos los datos recabados, se presentará una propuesta de acciones para la conservación de la masa forestal.

Contador

Para leer más