Publicado 05/02/2021 11:07CET

El Gobierno Vasco apoyará 163 proyectos locales de desarrollo sostenible con 3,3 millones

Bosque  en Berriz, en Bizkaia.
Bosque en Berriz, en Bizkaia. - MIKEL ETXEBERRIA

Acción climática, suelos contaminados, patrimonio natural, educación por la sostenibilidad y economía circular serán los ámbitos prioritarios

BILBAO, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente ha resuelto destinar 3,3 millones de euros a apoyar 163 proyectos de ayuntamientos y entidades locales, para llevar a cabo acciones de desarrollo sostenible hasta el año 2022 en cinco ámbitos prioritarios de actuación: acción climática, economía circular, suelos contaminados, patrimonio natural y educación por la sostenibilidad.

Se trata de proyectos que serán desarrollados por ayuntamientos, mancomunidades, agencias de desarrollo local y otras entidades locales. De ellos, 67 se llevarán a cabo en Gipuzkoa, 64 en Bizkaia y 32 en Álava. Son, en total, 115 entidades beneficiarias, de las cuales 17 participan por primera vez solicitando subvención dentro de este programa. El monto total de las ayudas se ha incrementado ligeramente con respecto al año anterior.

En la línea de acción climática, se estima que con los proyectos subvencionados se conseguirá una reducción de 7.900 toneladas al año de CO2, así como la captación de 22.300 toneladas de CO2 gracias a la plantación y reforestación de más de 39 hectáreas de terreno, según ha destacado el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente.

Los proyectos de esta línea de actuación también contemplan la construcción de 7 kilómetros de bidegorri y 403 plazas de aparcamiento para evitar el tráfico en el interior de los municipios, y la adquisición de cinco nuevos vehículos eléctricos para las flotas municipales.

Asimismo, 19 municipios elaborarán planes de adaptación y planes integrados de mitigación y adaptación al cambio climático, y pondrán en marcha medidas para incrementar la resiliencia del territorio frente a los impactos negativos del clima. Este año, además, se ha desarrollado una nueva línea ligada a los sumideros de carbono, imprescindible para alcanzar los objetivos marcados de neutralidad en carbono.

Con los proyectos de economía circular se busca incrementar la recogida selectiva y disminuir la generación de residuos de fracción resto. Así, se prevén disminuciones de hasta 7.260 toneladas anuales de residuos de fracción resto y la recogida selectiva de hasta 5.790 toneladas anuales de biorresiduo en la fracción orgánica.

Otras actuaciones subvencionadas tienen que ver con el desarrollo de controles analíticos en 19 instalaciones de compostaje para determinar la calidad de los materiales compostados; la reutilización de hasta 400 m3 de agua para los servicios de limpieza de los municipios; acciones de formación en economía circular con hasta 1.560 empresas; la elaboración de dos ordenanzas fiscales en materia de residuos bajo los criterios de la economía circular; la confección de un inventario de fibrocemento; y un estudio para diseñar futuras actuaciones en relación con la economía circular en los municipios.

SUELOS CONTAMINANTES

Con respecto a los suelos contaminados, las actuaciones que se han subvencionado están dirigidas a investigar una superficie total superior a los 60.500 m2, a recuperar áreas que suponen una superficie global de 74.100 m2 y a realizar el seguimiento y control ambiental de 85.640 m2 de terreno.

Los proyectos de la línea de patrimonio natural promueven la conservación, restauración y mejora de más de 84 hectáreas de hábitats de interés, la adquisición de un total de 11,6 hectáreas de terrenos donde se van a llevar a cabo actuaciones de recuperación ambiental, así como la actuación en 102 hectáreas de la Red Natura 2000. Muchas de las acciones van dirigidas a grupos faunísticos especialmente vulnerables, como quirópteros o anfibios, con la mejora y restauración de 15 humedales y la disposición y adecuación de más de un centenar de refugios naturales y artificiales.

En cuanto a los ríos y sus riberas, los proyectos subvencionados apoyarán la regeneración de la vegetación y la limpieza de residuos sólidos en más de 12 kilómetros de los cursos fluviales de los ríos Urola, Oria y Arakil.

Finalmente, la línea de educación para la sostenibilidad trabaja de forma conjunta con 76 ayuntamientos y 319 centros educativos, implicando a más de 173.700 alumnos en ámbitos tan variados como el cambio climático, la alimentación sostenible, la reducción del uso del plástico, la economía circular y los residuos.

PROYECTOS POR TERRITORIOS

Entre los proyectos de Álava, destaca la creación de una llanura de inundación controlada en el tramo entre ríos en el paseo fluvial del río Zirauntza, en Asparrena, y la recuperación del solar municipal en desuso como parque o bosquete urbano para impulsar la resiliencia del territorio frente al cambio climático, así como para mejorar la salud de la población.

Además, la Junta Administrativa de Oteo promueve un proyecto de mejora de la "Balsilla de los Alaveses", situada en la ZEC/ZEPA Sierras Meridionales de Álava, un espacio protegido dentro de la Red Natura 2000 que destaca por su importancia para la conservación de las poblaciones de anfibios, grupo faunístico especialmente amenazado.

Asimismo, se proyecta la recuperación, conservación y plantación de variedades locales de castaños en Apellaniz, en el Parque Natural de Izki, y la elaboración e implantación de una ordenanza fiscal en Amurrio por la prestación del servicio de gestión de residuos domésticos, comerciales e industriales con criterios de economía circular y pilotaje de los sistemas de pago por generación de residuos.

En Bizkaia, destaca la investigación detallada de la calidad del suelo en la antigua papelera Bidebarrieta, en Ea, mientras que el Ayuntamiento de Gautegiz-Arteaga promueve el proyecto de mejora ambiental de Kantera Gorria, en Ereño, un lugar de interés geológico en que se combatirán las principales amenazas que le afectan, como son la degradación del entorno por la presencia de especies exóticas invasoras y los vertidos incontrolados, como los de escombros.

Además, se realizará la protección, conservación y puesta en valor del interés geológico de la costa de Barrika (tramo Kurtziomendi-Playa de Barrika-Flysch), mediante la conservación del sendero litoral, la mejora de la accesibilidad y la puesta en valor del paisaje como recurso didáctico y turístico.

También está prevista la restauración de masas forestales autóctonas en Berriz en tierras degradadas, muchas de ellas hasta ahora ocupadas por plantaciones intensivas de Pinus radiata, y la recuperación y puesta en valor de la aliseda cantábrica y el robledal de Sasinebaso, en Larrabetzu.

Otro de los proyectos es el sistema de pesaje de residuos en la mancomunidad de Lea Ibarra, como continuación a la adaptación de su servicio de recogida de residuos llevado a cabo en 2019. El proyecto contempla la instalación de un sistema de pesaje incorporado en los camiones para realizar el seguimiento de todas las islas y poder realizar acciones de mejora en los puntos conflictivos.

En Gipuzkoa, está previsto el proyecto de recuperación de suelo en el centro cívico de Palmera Montero, en Irun, en dos fases de tratamiento de los vapores del subsuelo en el parking soterrado y tratamiento de las aguas subterráneas, así como el inventario de emplazamientos artificializados vacantes en San Sebastián, además de la recuperación de las cuevas y de tres humedales ubicados en el Parque Natural y zona de especial conservación de Aralar.

Otras actuaciones previstas son la conservación y restauración de dos hábitats de interés comunitario en Ataun y el diseño de una infraestructura verde de usos múltiples en una parcela sin uso situada en el núcleo urbano de Aduna.