Publicado 25/01/2022 21:07

Técnicos de CHE revisarán en profundidad las motas de Calahorra para evitar futuras afecciones por las crecidas del Ebro

Reunión CHE con Gobierno riojano y Delegación del Gobierno
Reunión CHE con Gobierno riojano y Delegación del Gobierno - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN LA RIOJA

   LOGROÑO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro se desplazarán a La Rioja para revisar en profundidad las motas de Calahorra para evitar futuras afecciones por las crecidas del río Ebro. Una actuación a petición del Gobierno regional tras la reunión que han mantenido, de forma telemática, la presidenta de la CHE, María Dolores Pascual, la delegada del Gobierno, María Marrodán, el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado, y la consejera de Agricultura, Eva Hita, si bien ésta última se encontraba en la sede la entidad hídrica.

   Un encuentro que se ha centrado sobre todo en la evaluación de afecciones por la crecida extraordinaria del pasado mes de diciembre y el nuevo episodio de enero y las obras previstas de emergencia para la reparación de las infraestructuras en cauce en las zonas afectadas de la cuenca del Ebro.

   La reunión de los representantes de las distintas administraciones fue solicitada por el Gobierno de La Rioja para hacer seguimiento las actuaciones previstas en esta zona riojana afectada por la última crecida del Ebro.

   Pascual ha informado de la situación de las actuaciones de emergencia Fase 1, para las que el MITECO ha habilitado 10 millones de euros destinados a las intervenciones más urgentes en las zonas afectadas por el episodio de crecida extraordinaria del mes de diciembre, entre las que se encuentran las localidades riojanas de Rincón de Soto, Alfaro y Calahorra.

   Tras la declaración el pasado 17 de diciembre como zona catastrófica de La Rioja, el 20 de diciembre ya se mantuvo un primer encuentro entre

   responsables de la CHE, Delegación del Gobierno en La Rioja y Ejecutivo

   regional para analizar la situación y estudiar las actuaciones necesarias pero el nuevo incremento de caudales del mes de enero, la meteorología y la dificultad de acceder a las zonas afectadas, entre otras cuestiones, ha complicado la tarea de evaluación e inspección que podrá prolongarse incluso una vez iniciadas las actuaciones.

   Estas primeras intervenciones, centradas en la reparación de infraestructuras en el cauce, priorizarán las zonas urbanas salvaguardando la seguridad de las personas así como la defensa de instalaciones de abastecimiento y depuración, las vías de comunicación y finalmente, de explotaciones agrarias.

   Desde el Organismo se ha confirmado de la necesidad de intervención, dentro de esta priorización, en las motas de los términos municipales de Alfaro, Calahorra, Rincón de Soto, Alcanadre, Agoncillo y Arrúbal, entre otros.

   Además, se ha recordado, se sigue completando la toma de datos, tanto para esta fase como para una posterior fase 2 de emergencias, como anunció recientemente la propia vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

   Por último, a petición del Gobierno de La Rioja, la Confederación desplazará en breve a técnicos de la Comisaría de Aguas al tramo del río Ebro a su paso por Calahorra para la revisión en profundidad del estado de las motas de cara a futuras intervenciones, así como la supervisión de actuaciones urgentes de reparación llevadas a cabo por terceros para descartar eventuales afecciones.