Abogados de Familia advierten de que la sentencia del TS sobre la hipoteca en divorcios creará "mucha indefensión"

Actualizado 25/04/2011 15:46:55 CET

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA), Susana Moya, ha señalado que la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que declara que la hipoteca debe pagarse a partes iguales en caso de divorcio, "creará muchísima indefensión, sobre todo en las economías más bajas".

Así, Moya espera que "los jueces vean este problema y lo tengan en cuenta a la hora de fijar las pensiones compensatorias para las amas de casa", ya que, según ha advertido, "de otro modo la hipoteca no se va a poder pagar". En este sentido, considera que "es un tema complicado porque el pago de una hipoteca no entra dentro de la pensión compensatoria".

En declaraciones a Europa Press, ha indicado que "el problema es que la sentencia dice que la hipoteca que grava una vivienda no es una carga de la sociedad de gananciales sino que es una deuda". Así, ha recordado que la sentencia ya tiene un antecedente de la misma sala primera del Tribunal Supremo del 5 de noviembre de 2008.

Sin embargo, ha apuntado que esta segunda sentencia ya fija doctrina, es decir, "cuando hay dos sentencias concordantes esto sienta jurisprudencia y, por lo tanto, los jueces tienen que acatar esta resolución". Por ello, ha subrayado que "los jueces, en procedimientos contenciosos, no van a poder tomar ninguna medida que se aparte de esta doctrina del Tribunal Supremo".

En todo caso, ha recordado que en procesos de mutuo acuerdo "los cónyuges pueden convenir el pago de la hipoteca como quieran" y ha puntualizado que "luego el banco se va a dirigir solidariamente contra los ex cónyuges en caso de que no se pague la hipoteca".

Sin embargo, en el caso de los contenciosos, ha destacado que los jueces no van a poder pronunciarse de forma distinta a la que fija la sentencia del TS. "Si los esposos tienen economías similares y ninguno tiene problema para pagar este préstamo hipotecario no habrá problema", ha añadido. A pesar de ello, ha subrayado que "el problema está en el caso típico de un ama de casa que carezca de ingresos y tenga que pagar el 50 por ciento de ese préstamo hipotecario o que uno de ellos deje de pagar".

En este sentido, ha indicado que "hasta ahora si una de las partes dejaba de pagar la hipoteca se podía instar a la liquidación de la misma en el juzgado de familia". Por el contrario, Moya ha afirmado que "ahora no se podrá hacer de esta forma por considerarse esta hipoteca como una deuda de la sociedad de gananciales y no como carga del matrimonio".

Finalmente, ha recordado que antes de esta sentencia "el juez podía defender que una de las partes pagase la hipoteca integramente" y, de este modo, cuando se venda la casa se le devuelva lo que ha anticipado. Además, ha asegurado que "también se podía establecer que una parte pagase un 20 por ciento y otra el 80, dependiendo de su economía".