Actualizado 23/01/2008 19:59 CET

EpC.- Badia (PSOE) acusa al PP de "meter ruido" en el Parlamento Europeo a cuenta de Educación para la Ciudadanía

BRUSELAS, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La eurodiputada socialista catalana María Badia acusó hoy al Partido Popular de "aprovechar" la cercanía de las elecciones para "meter ruido" en el Parlamento Europeo a cuenta de la asignatura Educación para la Ciudadanía, aprobada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en 2006 y que ya se imparte en siete comunidades autónomas desde septiembre de 2007.

La Asociación Profesionales por la Ética reclamó hoy ante el Parlamento Europeo que éste defienda "los derechos de los padres" a elegir la educación que quieren para sus hijos al asegurar que la asignatura "tiene una carga ideológica" que ellos rechazan.

Badia rechazó que la asignatura sea "un adoctrinamiento", al tiempo que calificó el acto de hoy como un "montaje" alentado desde las filas del Partido Popular por la cercanía de la contienda electoral el próximo 9 de marzo. "Estamos absolutamente acostumbrados. Estamos cerca de una contienda electoral", agregó.

"El lío que se está montando no tiene ningún sentido", zanjó, en alusión a la conferencia que hoy se celebró en la Eurocámara y en la que participó la ex ministra de Educación y eurodiputada popular Pilar del Castillo y a la que también asistió el también eurodiputado popular Jaime Mayor Oreja.

Lamentó el uso del Parlamento Europeo "para hacer oposición sobre temas nacionales", así como "la desinformación" que hoy se transmitió a los ciudadanos europeos acerca de la asignatura Educación para la Ciudadanía que, dijo, no enseña cosas distintas "a los valores que tiene nuestra Constitución y los valores de la Declaración Universal de Derechos Humanos" de Naciones Unidas.

"No hay un argumento para ir en contra de esta asignatura" cuyo objetivo "es mejorar la convivencia democrática" de las personas, recordó Badia. Asimismo, subrayó que "16 países en la Unión Europea ya la imparten" y recordó que la implantación de la asignatura en la Unión Europea nació fruto de "una recomendación" del Consejo de Europea a los Estados miembros que realizó en 2002.