Actualizado 12/12/2008 19:50 CET

El Gobierno aprueba el Plan de Derechos Humanos y propondrá al Congreso una Ley Integral de Igualdad de Trato

mujeres refugiados
Save The Children

La iniciativa contempla la aprobación de un proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el Plan de Derechos Humanos para promover la igualdad, no discriminación e integración de las personas, así como para garantizar la protección los derechos humanos en España, desde el punto de vista de la paz, la democracia, el desarrollo, la solidaridad y la justicia social. Así, propondrá al Congreso de los Diputados una Ley Integral de Igualdad de Trato y no Discriminación.

Esta iniciativa coincide con la conmemoración del 60 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y será presentada por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la sede de las Naciones Unidas el próximo lunes 15 de diciembre. El plan también converge con la celebración del XXX aniversario de la aprobación de la Constitución Española de 1978.

En la elaboración del Plan han participado ocho Ministerios y se han incorporado las observaciones y las sugerencias de diversas ONG e institutos universitarios de derechos humanos. Además, se divide en dos partes --exterior e interior-- "sin perjuicio de la dificultad de distinguir la política interior de la política exterior en un mundo cada vez más globalizado".

Asimismo, y con motivo de la Presidencia Europea de 2010, el Gobierno asegura que adoptará medidas de promoción de los derechos humanos en el ámbito institucional; se pondrá en marcha el Plan Integral de Lucha contra la Trata de Seres Humanos y se llevará a cabo la recepción adecuada en el Código Penal de lo previsto en el Estatuto de Roma, en especial, en lo referente a aquellos crímenes internacionales que aún no se hayan incorporado a nuestro sistema penal. También se ratificará el Acuerdo de Privilegios e Inmunidades.

VOTO DE INMIGRANTES NO COMUNITARIOS

Además de proponer al Parlamento una Ley Integral de Igualdad de Trato, el Gobierno reconocerá el derecho al voto en las elecciones municipales a los extranjeros residentes no comunitarios, conforme a lo previsto en la Constitución y en los tratados que se suscriban; y modificará la Ley Orgánica del año 2000 sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración social, para garantizar su derecho de reunión y asistencia jurídica gratuita.

El Plan también compromete al Gobierno en la lucha contra la violencia de género con campañas de información y sensibilización permanentes, participación de las organizaciones de mujeres y ONG, dispositivos electrónicos y control telemático de las medidas de alejamiento de maltratadores.

Se defenderán los derechos de los españoles en el exterior, mediante la creación de una Oficina de Defensa del Español en el Exterior; se pondrán en marcha medidas para facilitar el voto y se facilitará asistencia jurídica a los penados.

REFORMA DE LA LEY DE LIBERTAD RELIGIOSA

El Plan contempla, igualmente, la aprobación de un proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa, un observatorio sobre el pluralismo religioso o un estudio completo sobre la gestión pública de la diversidad religiosa en los ámbitos local, autonómico y estatal. También se reforzará la formación y enseñanza de los distintos agentes públicos --policías, fuerzas armadas, facultativos, sanitarios, etcétera-- en materia de libertad religiosa.

Es también objetivo del Plan mejorar la tutela judicial efectiva, garantizar la doble instancia penal, reducir los plazos y la mejora del servicio público, la adaptación de la demarcación judicial, la implantación de la nueva Oficina Judicial y un Proyecto de Ley de Mediación. También se elaborará un Proyecto de Ley que recoja los derechos de los ciudadanos ante la justicia y su derecho a recibir información sobre los asuntos tramitados.

El Gobierno, de igual manera, con esta iniciativa, pretende mejorar la atención y protección de las víctimas (registro de medidas cautelares) y, en concreto, de las víctimas del terrorismo, con diferentes iniciativas: Proyecto de Ley para Víctimas del Terrorismo y sus familiares; reforzamiento del estatus de la víctima en el proceso penal; reconocimiento moral y político a las personas acosadas por el terrorismo y garantías para velar por la dignidad, el honor y la memoria de las víctimas.

Por otra parte, en el terreno de la libertad personal y los Cuerpos de Seguridad del Estado, se pretende ampliar las garantías legales del detenido con medidas como la reducción del actual plazo de ocho horas; se ampliarán los derechos humanos en las prisiones, con un Proyecto de Ley de Cuerpos Penitenciarios y se crearán cinco nuevas unidades de madres.

CENTROS DE INTERNAMIENTO

Se establecerán garantías de derechos humanos en los centros de internamiento de extranjeros, con un Protocolo sobre servicios mínimos esenciales del funcionamiento y de régimen interno; así como para la protección de los refugiados, con una reforma del sistema de asilo, con el objeto de garantizar eficazmente la protección internacional de este colectivo.

Por último, el Plan reconoce el derecho de todo ciudadano a disfrutar de un medio ambiente adecuado, promoviendo medidas para minimizar el impacto de la actividad humana en el territorio y para mejorar la calidad del medio ambiente en los núcleos urbanos.