Actualizado 08/09/2008 18:19 CET

Misioneros valencianos en Cuba cobijan en sus casas a familias ante la llegada del huracán 'Ike'

VALENCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Misioneros valencianos en Cuba han acogido en sus casas a familias que viven en viviendas muy precarias para darles cobijo ante el paso del huracán 'Ike', informaron hoy fuentes del Arzobispado de Valencia en un comunicado.

Así, Félix Ferre, misionero nacido en Bocairent y que permanece en la localidad de Encrucijada, ha alojado en su casa a cuatro familias de la población, por donde está previsto que 'Ike' pase esta noche.

"Hemos atado los muebles y hemos cortado un gran árbol que hay afuera de la vivienda para evitar que nos lastimen", explicó el sacerdote.

Ferre, de 75 años y que es párroco de la iglesia de San Juan Bautista en la localidad de Calabazar de Sagua, se ha visto obligado a suspender la misa que tenía previsto presidir esta tarde ante la llegada del huracán, apuntaron.

A su vez, el misionero valenciano Blas Silvestre ha tenido que retrasar su regreso a la isla caribeña, previsto para este miércoles, ante la recomendación que le ha formulado el obispo de Santa Clara, monseñor Arturo González Amador. "Muchas carreteras están cortadas y no podría llegar hasta mi destino", señaló el propio sacerdote, de 65 años y que también es natural de Bocairent.