Actualizado 17/08/2009 15:31 CET

Un total de 21 misioneros fueron asesinados en los seis primeros meses de 2009

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 21 misioneros, entre ellos los sacerdotes españoles Eduardo de la Fuente Serrano y Ramiro Ludeña, fueron asesinados durante el primer semestre de 2009, según datos recabados por Obras Misionales Pontificias de España (OMPE) a los que ha tenido acceso Europa Press.

Eduardo de la Fuente fue asesinado en Cuba el pasado 14 de febrero a los 59 años de edad. Llegó a la isla caribeña procedente de Alcalá de Henares en 2006, y durante estos años trabajó como párroco de la comunidad de Santa Clara de Asís. "Se distinguió por su celo apostólico, su caridad y marcada preferencia por los pobres", señalan desde OMP.

Por su parte, Ramiro Ludeña -natural de Toledo y de 64 años- fue asesinado el 19 de marzo en Recife (Brasil). El misionero, que trabajaba desde hace 34 años en el país en favor de los más desfavorecidos, especialmente con los niños de la calle, fue tiroteado cuando se disponía a salir con su vehículo de un estacionamiento.

Entre los fallecidos, se encuentran además ocho iraquíes, tres colombianos, dos sudafricanos, dos nepalíes, un italiano, un burundés, un estadounidense y un austriaco. Por continentes, Asia registra el mayor número de asesinatos con 11 -ocho en Irak, dos en Nepal y uno en Sri Lanka- seguido de América con siete --tres en Colombia y uno en Cuba, Brasil y Guatemala-, y África con cinco -tres en Sudáfrica y uno en Kenia y Burundi-.

A estas muertes habría que añadir la del misionero español Mariano Arroyo, asesinado en Cuba a mediados del pasado mes de julio. De este modo, la cifra se elevaría hasta los 22 asesinatos. En todo el año 2008 fueron asesinados 38 misioneros.