Actualizado 15/06/2009 21:28 CET

Los asiáticos, sobre todo bangladeshíes y chinos, los más proclives a morir por seísmos, inundaciones y ciclones

GINEBRA, 15 Jun. (Reuters/EP) -

Los habitantes de los países asiáticos, en particular los de Bangladesh y China, son los más proclives a morir a causa de terremotos, inundaciones, ciclones y desprendimientos de tierra, según revela el Índice de Riesgo de Mortandad, publicado hoy por la Estrategia Internacional de la ONU para la Reducción de los Desastres (UNISDR, por sus siglas en inglés).

"No hay ningún país en el mundo que no esté potencialmente afectado por esos peligros", afirmó en una rueda de prensa la jefa de la UNISDR, Margareta Wahlstrom, quien advirtió de que los países que ahora no están en una posición vulnerable podrían estarlo en el futuro debido a los efectos del cambio climático sobre la meteorología y el nivel del mar.

Este estudio se publica antes de una reunión de cuatro días de la Plataforma Global para la Reducción de Riesgos que comenzará mañana en Ginebra, en la que 1.800 participantes examinarán el tema de los desastres naturales.

El índice mide la probabilidad que tiene una persona de morir en un desastre según donde viva analizando el riesgo de que ocurra ese desastre pero teniendo en cuenta también la exposición al peligro y la vulnerabilidad, que reflejan la forma en que cada país hace frente a los problemas derivados.

Wahlstrom destacó que el informe dice que los países pueden reducir el impacto de los desastres. Por ejemplo, Japón tiene el mayor nivel de exposición a los ciclones pero se sitúa en un nivel de riesgo medio gracias a las medidas que aplica para mitigarlo. "Nuestro mensaje es: No tienes que se derrotado porque tienes una oportunidad", insistió.

DIFERENCIAS SEGÚN LA DEMOGRAFÍA

Cuatro países muy poblados --Bangladesh, China, India e Indonesia -- se encuentran en la categoría que indica que hay, de media, una mayor cantidad de personas con riesgo de morir como consecuencia de una catástrofe natural en términos absolutos. Sin embargo, si se tiene en cuenta el número de habitantes por país, la lista está encabezada por Colombia y naciones pequeñas como Comores, Dominica, Vanuatu o Fiyi aparecen en puestos altos.

Países tan distintos como Estados Unidos, Haití y Etiopía se sitúan en la categoría de riesgo "medio alto". En Estados Unidos existe el peligro de sufrir terremotos y ciclones y, como demostró el huracán 'Katrina', una gran cantidad de personas con escasos recursos económicos se encuentran en una situación vulnerable frente a estos fenómenos.

Pascal Peduzzi, asesor científico de la UNISDR, admitió que uno de los fallos del índice es que excluye las sequías porque su impacto suele estar más ligado al malestar social y a los conflictos que a la meteorología o a otros factores naturales. Pero si se incluyesen las sequías, muchos países africanos estarían en una situación mucho más peligrosa según el estudio, basado en datos desde 1977 a 2007.