Publicado 09/05/2024 11:45

Adjudican por 714.200 euros la redacción del proyecto para reformar el edificio administrativo de la Junta en Almería

Archivo - Sede administrativa de varias delegaciones territoriales de la Junta de Andalucía en Almería.
Archivo - Sede administrativa de varias delegaciones territoriales de la Junta de Andalucía en Almería. - EUROPA PRESS - Archivo

ALMERÍA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos de la Junta de Andalucía ha adjudicado finalmente por un importe de 714.168,62 euros el contrato para la redacción del proyecto de reforma, reparaciones y mejora energética de la sede administrativa ubicada en la calle Hermanos Machado de Almería, donde prestan servicio unos 600 trabajadores y en el que se prevé una inversión cercana a los 13 millones de euros.

En concreto, será la empresa Ingravitto Project Management la encargada de redactar el documento y llevar la dirección facultativa de la actuación, según recoge la resolución emitida a tal fin, consultada por Europa Press, por la que se excluye además a la mercantil seleccionada inicialmente al no haber subsanado los defectos hallados en su propuesta.

El objetivo de los trabajos es, por un lado, hacer más eficientes las instalaciones y mejorar la sostenibilidad del edificio mediante la introducción de medidas que permitan reducir la demanda energética de fuentes no renovables, con un ahorro de al menos un 30 por ciento; mientras que, por otro lado, también se busca actualizar un inmueble que se edificó en 1970 y que precisa de varias reparaciones y el reemplazo de instalaciones "obsoletas".

En este sentido, la empresa adjudicataria contará con un plazo de 19 meses de los que tres serán para el proyecto básico y de ejecución y para el estudio de seguridad y salud, mientras que el resto se empleará para la coordinación y dirección de obra, con un mes incluido para la liquidación.

De otro lado, el estudio económico contempla un valor estimado de 11.931.915,66 euros para las obras a ejecutar, con casi la mitad del presupuesto destinado a la mejora de la climatización del inmueble.

La obra para actualizar el edificio, que cuenta con una superficie total construida de más de 17.000 metros cuadrados --nueve plantas, incluido el sótano y cubierta--, forma parte de las actuaciones previstas en el Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos (Pirep) de la Junta de Andalucía, con el que se "persigue la rehabilitación de edificios de uso público y titularidad pública desde una visión integral".

Entre las medidas para mejorar la eficiencia energética del inmueble se contempla la introducción de un sistema centralizado de climatización que "unifique la diversidad de instalaciones actuales", la sustitución de las lámparas fluorescentes aún existentes por tecnología LED, la renovación de los ascensores y la instalación de sistemas de producción fotovoltaica, entre otras medidas.

El programa de necesidades también contempla una amplia cantidad de actuaciones de reparación, entre ellas la reforma de toda la planta sótano del edificio para acabar con espacios en desuso, optimizar los aparcamientos y mejorar el archivo y sistema informático.

Entre otras actuaciones, también se precisa la adecuación de espacio para comedor para el personal y de las ventanas de todo el edificio, la reparación de puertas cortafuegos, la adaptación de las salidas de emergencia, la reforma del patio interior y sus accesos, la reforma de la planta baja --hasta ahora ocupada por la DGT--, la adecuación del salón de actos, la automatización de puertas, instalación del aparcabicis, de un sistema de megafonía para mensajes de emergencia, y de red wifi.

Otro de los objetivos para la reforma del inmueble pasa por mejorar su accesibilidad, con la reforma de los aseos de todas las plantas y la adecuación del acceso por la calle Jesús Durbán Remón, a fin de que puedan acceder y hacer uso del inmueble las personas con movilidad reducida u otro tipo de discapacidad.

El edificio se ha sometido a algunas obras relevantes durante los últimos 13 años encaminadas a reforzar la estructura de su sótano, a garantizar la empermeabilización de la cubierta y a incluir algunas medidas de mejora energética en ventanas, exteriores y aseos, entre otros, pero no ha sido sometido a una actuación de calado para su optimización. Asimismo, el desalojo de algunos organismos de carácter estatal, como servicios de DGT, han dejado la planta baja sin uso.