Actualizado 06/06/2024 14:04

Nieto confía en que el protocolo anticalor dé una "solución temporal" a los juzgados ante averías en la climatización

878910.1.260.149.20240606125043
Vídeo de la noticia
El consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, durante un acto en Almería. - MARIAN LEÓN - EUROPA PRESS

ALMERÍA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, espera que el protocolo sobre climatización que permitirá, entre otros aspectos y bajo determinados supuestos, que los juzgados puedan suspender el trabajo presencial si fallan los sistemas de refrigeración, sirva para dar una "solución temporal" ante los episodios de calor veraniego frente a las averías de los sistemas de climatización.

El protocolo contempla la posibilidad de suspender el trabajo presencial en las sedes judiciales donde, a causa de la avería de los aires acondicionados u otros dispositivos, se superan los 27 grados y "persista la incidencia" al no poder arreglarse la avería de manera "inmediata" o no poder instalarse aparatos portátiles.

"El año pasado sufrimos algunos episodios, también por el mal estado de las sedes judiciales, que provocaron situaciones que no son adecuadas ni para el justiciable, ni para el ciudadano, ni para los funcionarios y operadores jurídicos", ha recordado Nieto en declaraciones a los medios en Almería.

El titular andaluz de Justicia ha augurado que durante este verano "vamos a tener problemas como a cualquiera de nosotros en su casa, que se le puede estropear el aire acondicionado el día que más calor hace", por lo que el protocolo ayudará a prever esa situación con "un dispositivo preparado" para atender un "incidente" en "cualquier sede judicial".

"Yo soy de Córdoba, y en Córdoba decimos que tenemos cuatro estaciones: el invierno, el verano, la del tren y la del autobús. La primavera y el otoño parece que son una cosa secundaria, porque nos sorprende el calor en periodos muy tempranos", ha manifestado el consejero a la hora de justificar esta medida.

Nieto se ha mostrado convencido de que el protocolo a poner "en marcha ya" ayude a evitar las elevadas temperaturas que se pueden producir en las 156 sedes judiciales con las que cuenta Andalucía, especialmente durante las olas de calor con la aparición de imprevistos, ante los que se dispondrá de "un profesional" para que pueda "arreglar de inmediato" los aparatos. En caso contrario, se contará con la alternativa de suspender la jornada si no se puede contener el incremento del calor.

"Tenemos temperaturas muy altas desde prácticamente mayo-junio hasta septiembre-octubre, pero tenemos la obligación de ayudar", ha asegurado Nieto, quien cree que con este sistema se podrán acelerar las reparaciones que sean necesarias en los juzgados, incluso durante los fines de semana para atender eventualmente a los juzgados en funciones de guardia.

MEDIDAS ORGANIZATIVAS

El protocolo pretende evitar situaciones de estrés térmico en los trabajadores que prestan servicio en la Administración de Justicia, para lo que contempla un procedimiento para adoptar medidas organizativas cuando la temperatura en las dependencias judiciales, donde se realizan trabajos sedentarios, sea menor a 17 grados o supere los 27 grados.

De esta forma, ante el "fallo" de los sistemas de ventilación o climatización, los trabajadores, delegados de prevención o miembros de las juntas de personal podrán dirigirse directamente a la Secretaría General Provincial de su Delegación Territorial de Justicia para comunicar la incidencia, que "se pondrá inmediatamente en conocimiento de los servicios de mantenimiento del centro de trabajo para que en un máximo de 24 horas evalúen la avería y el tiempo estimado para resolverla".

Si no se puede reparar de forma "inmediata" o no se puede disponer de sistemas portátiles de climatización para "asegurar la temperatura adecuada" según el protocolo, se trasladará la incidencia a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales o a los Servicios de Mantenimiento para que realicen un seguimiento que determine en qué horario se excede de la horquilla de 27 a 17 grados en las instalaciones, lo que se comunicará a los delegados de Prevención.

En caso de "persistir la incidencia" y mantenerse las temperaturas fuera de la horquilla fijada en el protocolo, y previo informe de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y consulta a los delegados de Prevención, la Secretaría General Provincial determinará en el plazo máximo de 24 horas "la suspensión del trabajo presencial" a partir de la hora en la que se espere que la temperatura ambiente exceda los límites del protocolo.

El consejero ha recordado que se comprometió a regular cómo actuar en estos casos tras las averías registradas el pasado verano en algunas de las 156 sedes judiciales de Andalucía en las que trabajan más de 8.500 funcionarios, que se resolvieron por parte de las Delegaciones Territoriales de forma ágil aplicando alguna de las pautas ahora protocolizadas. Nieto ha destacado que en el protocolo aprobado también se explica cómo actuar ante golpes de calor o la creación de un registro de incidencias.