Publicado 24/01/2022 15:32

La Junta invierte 28 millones en la renovación de los contratos de conservación de carreteras de tres provincias

Archivo - Imagen de archivo de obras de conservación en la carretera A-373 en la provincia de Cádiz.
Archivo - Imagen de archivo de obras de conservación en la carretera A-373 en la provincia de Cádiz. - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

CÁDIZ, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha autorizado este lunes el gasto de 28,2 millones de euros para la tramitación por parte de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de tres nuevos contratos de conservación de carreteras en las provincias de Almería, Córdoba y Málaga, que vendrán a sustituir a otros tantos contratos actualmente en ejecución y cuya finalización está prevista entre los meses de octubre y diciembre de este año.

El plazo de ejecución de los trabajos objeto del contrato será de cuatro años, prorrogable a un quinto ejercicio. Se estima que estos nuevos contratos generarán en torno a 400 empleos directos, a los que hay que sumar los indirectos, según ha explicado por medio de una nota el Gobierno andaluz.

La Consejería de Fomento para mantener en buen estado las carreteras autonómicas y garantizar unas óptimas condiciones de seguridad vial, ha realizado un notable esfuerzo para paliar los problemas derivados de la existencia de los muchos contratos de mantenimiento caducados o en riesgo de caducar que existían al inicio de la legislatura.

Durante 2019 y 2020 se adjudicaron 33 contratos de mantenimiento integral por importe de 179,6 millones de euros para garantizar la vialidad en los más de 10.500 kilómetros de titularidad autonómica.

La autorización del gasto aprobada por el Consejo de Gobierno da continuidad al proceso de regularización de los contratos de mantenimiento de las carreteras andaluzas tras poner en marcha la tramitación de tres nuevos contratos que sustituirán a otros tantos que caducarán a finales de este año.

Esta autorización de gasto permitirá sacar a concurso la conservación de las carreteras de tres de los 36 sectores en los que se divide la Red de Carreteras de Andalucía: la zona sur de la provincia de Almería por un importe de 11.064.253 euros; la de la zona este de Córdoba, por un importe de 12.140.986 euros y la de la zona sur de Málaga, por un importe de 11.754.031 euros.

La tramitación de este expediente implica un gasto total de 28.200.479 euros, con un plazo de ejecución de los trabajos de 48 meses, prorrogable por un máximo de hasta 12 meses más, en cuyo caso el plazo total del contrato ascendería a 60 meses.

Estos nuevos contratos garantizarán la vialidad de estas carreteras para dar una ágil y rápida respuesta las 24 horas del día a las incidencias que se presenten en la red viaria como accidentes de tráfico, cortes de carreteras o inclemencias meteorológicas.

Las empresas adjudicatarias deberán incluir la presencia de técnicos, operarios, maquinaria y materiales para la realización de diversas operaciones incluidas las de gestión, vialidad y sustitución; operaciones de mantenimiento y mejora o mantenimiento del Centro de Conservación.

En los nuevos contratos se valora especialmente, y de acuerdo con el sello verde que la Consejería de Fomento ha impuesto en todas sus actuaciones, la gestión del servicio desde un punto de vista medioambiental adecuado, tanto en materia acústica para disminuir en la medida de lo posible la afección a trabajadores y usuarios de la zona de influencia de los trabajos, como de ahorro energético y utilización de energías renovables.

También se pone en valor el uso de nuevas tecnologías para mejorar aspectos como la eficacia, la calidad, o el valor técnico del servicio.

La inversión viene a reforzar la apuesta por mejorar el estado de los más de 10.500 kilómetros de carreteras pertenecientes a la Junta de Andalucía y, a su vez, contrarrestar a través de la obra pública la crisis económica que persiste tras dos años de pandemia.

La inversión en infraestructuras viarias, además de generar puestos de trabajo en el sector de la construcción, propicia carreteras más seguras y desplazamientos más cómodos que favorecen las actividades logísticas vinculadas a la agricultura, ganadería, pesca y al sector industrial, así como al tráfico relacionado con el turismo.