. La Junta otorga la autorización ambiental al proyecto de urbanización de Rancho Linares en El Puerto (Cádiz)
Publicado 06/10/2022 14:39

La Junta otorga la autorización ambiental al proyecto de urbanización de Rancho Linares en El Puerto (Cádiz)

Oscar Curtido atiende a la prensa en una imagen de archivo.
Oscar Curtido atiende a la prensa en una imagen de archivo. - JUNTA DE ANDALUCÍA

EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ), 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta en Cádiz, Óscar Curtido, ha firmado el documento con el que se otorga la autorización ambiental al proyecto de urbanización de Rancho Linares en El Puerto de Santa María.

En una nota, la Junta ha explicado que la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul aprueba dicha autorización, justificado fundamentalmente por la clasificación previa desde 2011 de los suelos como urbanizables.

Mediante orden de la entonces Consejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía, de 26 de mayo de 2011, se aprobó definitivamente la modificación puntual del PGOU del año 1992 de El Puerto de Santa María para los sectores PP-CN-4, PP-CN-5 y SGEL-9-SUP-2 'Rancho Linares', contando para ello con el Informe de Valoración Ambiental Favorable de la que era delegación provincial de Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente.

En este sentido, ha explicado que dicha modificación puntual del PGOU de 1992 de la localidad portuense está plenamente en vigor, por lo que se debe continuar por parte de la Administración con la tramitación de los proyectos de urbanización que se proyectan en estos suelos.

Por su parte, el delegado territorial ha recordado que esos cambios puntuales en el PGOU disminuyeron las afecciones ambientales, ya que el suelo pasó de industrial a residencial, y se delimitó una zona de espacio libre para parques urbanos públicos. Además, el suelo residencial de Rancho Linares se destinará preferentemente a un fin social como viviendas de protección oficial.

Igualmente, ha indicado que desde la delegación territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul se le imponen al promotor de Rancho Linares un gran número de medidas preventivas, correctoras y compensatorias mediante la autorización ambiental unificada del proyecto de urbanización.

Así, se obliga que en las parcelas donde existe una importante masa forestal de pino piñonero con sotobosque de lentisco la intervención del promotor será mínima, y que la actuación consistirá únicamente en el acondicionamiento de algunas sendas que acoten el tránsito en el área, de manera que la vegetación actual se vea afectada lo menos posible. Igualmente, se destaca la proyección de dos áreas de estancia, ejercicio y juego infantil, y un pipican.

En lo que respecta a la parte del Acueducto de La Piedad existente en estos suelos, se ha previsto una zona donde se trasladará para su puesta en valor como interés cultural mediante la instalación de cartelería. Por ello, se han incorporado a la autorización ambiental todas las medidas preventivas y correctoras establecidas por la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en materia arqueológica.

Junto con todas estas actuaciones previstas, Óscar Curtido ha señalado que en el límite Este del sector se ha planificado una zona verde, con parte de vegetación autóctona existente y parte ajardinada con una senda, al mismo tiempo que se plantarán especies autóctonas en los márgenes del viario.

Por último, y en materia de eficiencia energética, se condiciona la urbanización al empleo de energías renovables mediante la instalación de placas solares y térmicas sobre las cubiertas de las edificaciones.