Publicado 06/12/2021 12:49CET

La Junta reforzará el firme en los cerca de nueve kilómetros de la A-92G entre Granada y Santa Fe

La Junta reforzará el firme en los cerca de nueve kilómetros de la A-92G entre Granada y Santa Fe.
La Junta reforzará el firme en los cerca de nueve kilómetros de la A-92G entre Granada y Santa Fe. - JUNTA DE ANDALUCÍA

GRANADA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha licitado por 2,8 millones de euros las obras de refuerzo del firme en nueve kilómetros de la autovía A-92G entre Granada y Santa Fe.

Así lo ha anunciado este lunes la Consejería en un comunicado en el que ha puesto de relieve que esta actuación es "la primera que se llevará a cabo de la inversión histórica" de 100 millones de euros prevista para la autovía entre 2022 y 2023, y en la que se emplearán materiales asfálticos sostenibles (Masai) para "reducir las emisiones contaminantes y contribuir al cuidado del medio ambiente".

La previsión inicial es que estas obras de mejora puedan dar comienzo la próxima primavera, según ha detallado la Consejería, que ha precisado que las empresas interesadas tienen hasta el próximo 14 de enero para presentar ofertas.

Marifrán Carazo ha indicado que este primer contrato supone "el punto de partida de un ambicioso proyecto de transformación de la A-92 en el primer corredor verde de Andalucía". "Vamos a empezar este cambio hacia un modelo más sostenible en la red viaria por esta carretera, clave en la comunicación de la capital y la Vega de Granada", ha resaltado la consejera, que ha enmarcado esta actuación dentro de "los principales hitos de la 'Revolución Verde' en materia de infraestructuras".

La A-92G soporta cerca 25.000 vehículos al día, con un elevado porcentaje, el 16 por ciento, de tráfico pesado. Su estado de conservación requiere la ejecución de una nueva capa de rodadura a lo largo de todo su trazado, salvo el tramo correspondiente al nuevo enlace con la autovía A-44, de reciente ejecución, y en los ramales de acceso y salida de la autovía, así como de las vías de servicio a su paso por Santa Fe.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio hará uso de Materiales Asfálticos Sostenibles, Automatizados e Inteligentes (Masai), diseñados en colaboración con la Universidad de Granada y el Laboratorio de Ingeniería de la Construcción (Labic) de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Granada, para reparar el firme.

Los Masai son mezclas bituminosas producidas a temperatura máxima de 140 grados y con características singulares, como que al menos el 20 por ciento del peso será material fresado procedente de carreteras deterioradas o el 0,5 por ciento de material reutilizado como polvo de neumáticos.

Tras años de trabajo, se ha constatado las ventajas de los Masai frente a las mezclas tradicionales, con pruebas pilotos en varios puntos de la A-92, como el Puerto de la Mora o Guadix, o en la carretera autonómica A-4026, en Pinos Genil, en la A-4028 en Cájar o la A-308 Iznallor-Darro, según explica la Junta.

"Los Masai demuestran que se puede trabajar en carreteras más sostenibles y menos contaminantes", ha manifestado la consejera, que ha precisado que, en las próximas licitaciones de reparación de firmes, se incluirá los Masai como material preferente en el refuerzo de firmes, ya que "minimiza la generación de residuos y emisiones".

"HISTÓRICA" INVERSIÓN EN LA A-92

Esta licitación es la primera dentro de una inversión de cerca de cien millones de euros que se va a destinar a la rehabilitación integral y conservación en la A-92 para los años 2022 y 2023. "Nunca se ha invertido tanto dinero en la conservación de esta autovía", ha insistido Marifrán Carazo, que ha defendido que las partidas, financiadas con fondos europeos, se han obtenido "gracias a esa apuesta por la 'Revolución Verde' y los modelos sostenibles del actual Gobierno andaluz".

La reparación del firme de la A-92G cuenta con fondos 'Next Generation'. De hecho, Europa ha reconocido este trabajo, siendo Andalucía la única comunidad que ha sido receptora de fondos 'Next Generation' para actuaciones en carreteras, según ha destacado la Consejería.

Además de este contrato, está previsto la próxima licitación de refuerzo del firme entre los puntos kilométricos 0 y 14 entre Sevilla capital y Alcalá de Guadaíra en la A-92. En este último tramo también se sustituirán las luminarias de sodio por otras con tecnología LED. Además, se instalarán 9,2 kilómetros de pantallas antirruido en varios tramos de la autovía en Sevilla, Alcalá de Guadaíra, Antequera (Málaga), Atarfe, Láchar y Loja (Granada).

Antes de esta "apuesta inversora", según continúa la Consejería, el Gobierno andaluz ya había emprendido varias actuaciones en la A-92, como los 26 millones de euros destinados con cargo a los contratos de conservación y el control de maleza y podas en la red de alta capacidad.

Además, se han invertido 5,2 millones de euros en intervenciones de renovación de firmes, estabilización de taludes y señalización vertical y horizontal, balizamiento o cerramiento, así como diferentes obras de emergencia, de las que actualmente hay tres en ejecución en los puntos kilométricos 96, 123 y 157 para "solventar graves problemas de esta arteria principal".

EL "ESPÍRITU" DE LOS MATERIALES MASAI

La denominación de estas mezclas hace honor a la tribu Masai, asentada en el este de África. Según explica la Junta, para sus miembros, la tierra y todos sus elementos son sagrados y por ello se niegan a degradarla. Su supervivencia depende de la salud y fortaleza de la naturaleza de su entorno y de "aprovechar al máximo todo lo que ésta les proporciona, no generando ningún residuo".

Y éste es el "espíritu principal" de los nuevos materiales Masai, es decir, "reutilizar, reciclar y valorizar productos ya preexistentes, incluso de la propia carretera, de forma que no se sobreexploten los recursos naturales, además de imponer nuevas técnicas de producción que permitan reducir drásticamente la temperatura de fabricación, lo que conllevará menores consumos de combustibles fósiles y, por ende, una reducción notable de las emisiones durante la fabricación de las mezclas".

Además, estos materiales, que siempre dispondrán de altas prestaciones mecánicas, también incluyen dispositivos con forma de pequeños sensores, que permitirán digitalizar la carretera, obteniendo datos en tiempo real sobre aforos, pesajes, velocidades de circulación o evolución de las propiedades mecánicas del material, entre otros, según ha detallado la Consejería.