Publicado 04/06/2019 12:53CET

Mejoran en Granada la seguridad del paciente crítico con sistemas automáticos de dispensación de medicamentos

Granada.- Mejoran la seguridad del paciente crítico con sistemas automáticos de dispensación de medicamentos
JUNTA DE ANDALUCÍA

GRANADA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario San Cecilio de Granada, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud, ha incorporado sistemas automatizados de ayuda a la dispensación de medicamentos (SAD) para mejorar la seguridad del paciente crítico y optimizar el uso de los fármacos.

Paralela a esta medida, una profesional del servicio de Farmacia se ha incorporado al equipo multidisciplinar de atención a pacientes críticos de la UCI para colaborar en todos los aspectos relacionados con una prescripción y administración farmacológica de calidad, asegurando la mejor efectividad de los tratamientos en unos pacientes de gran complejidad.

Ambas iniciativas son fruto del trabajo conjunto que vienen realizando la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y el servicio de Farmacia del hospital para aplicar la innovación en el uso seguro de los medicamentos y mejorar su efectividad, según informa la Junta.

Concretamente, en el hospital se han instalado tres sistemas automatizados de dispensación de medicamentos que almacenan y facilitan la medicación para las 20 camas de las que dispone la unidad.

Estos sistemas están integrados en la red informática del hospital y conectados con el programa de prescripción electrónica, permitiendo consultar el tratamiento completo de cada paciente y suministrar la medicación prescrita previamente validada por personal farmacéutico.

De esta forma, los profesionales, que deben identificarse con contraseña o huella digital para acceder a los tratamientos prescritos, evitan errores de medicación, ya que el sistema monitoriza y controla las prescripciones de cada paciente.

Se puede conocer en todo momento quién gestiona la medicación, a qué paciente, qué dosis y cuándo, logrando incrementar la seguridad y la eficiencia en el uso de medicamentos. Los dispositivos instalados cuentan también con unas luces guía que dirigen al usuario a la medicación que se ha seleccionado.

El jefe de servicio de Farmacia del hospital, José Cabeza, destaca que estos sistemas "aportan grandes ventajas ya que garantizan la trazabilidad y correcta reposición de los medicamentos" dado que "estos armarios de dispensación automatizados generan cada día listados con los fármacos cuyo stock está próximo a concluirse, lo que permite al servicio de Farmacia reponerlos a diario sin emplear tiempo de enfermería del personal de la UCI. De esta manera, se asegura que la UCI siempre dispone de la medicación necesaria".

Los SAD permiten también controlar las caducidades, pudiendo obtenerse listados de los medicamentos con fecha próxima para programar su retirada previa.

Gracias a ello, según señala el jefe de servicio de la UCI, Manuel Colmenero, "la unidad siempre dispone de la medicación necesaria y se controla con precisión la información de consumo y el inventario de unidades".

Además, "con este sistema logramos una mayor seguridad en la utilización de los medicamentos que por la tipología del paciente son, en ocasiones, de alto riesgo", afirma el doctor Colmenero.

Al año, una media de 1.400 pacientes pasa por la Unidad de Cuidados Intensivos del nuevo hospital ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud, con una estancia media en UCI de 3,8 días.