Publicado 22/06/2020 13:42:42 +02:00CET

El hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva ultima la puesta en marcha del acelerador lineal para pacientes oncológicos

En la imagen, un momento de la formación de profesionales con el nuevo acelerador de radioterapia.
En la imagen, un momento de la formación de profesionales con el nuevo acelerador de radioterapia. - JUNTA DE ANDALUCÍA

HUELVA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva está ultimando la puesta en marcha del nuevo acelerador lineal destinado al tratamiento de los pacientes oncológicos y se encuentra en plena formación de los profesionales del Servicio de Radioterapia, después de concluir las pruebas de aceptación del equipo en los últimos días.

Así, según ha indicado la Junta en una nota de prensa, el montaje del acelerador lineal finalizó el pasado verano de acuerdo a los plazos previstos dentro del Plan Andaluz de Radioterapia y el convenio con la Fundación Amancio Ortega, pero "ha sido necesario esperar hasta el mes de abril de 2020 para recibir el permiso del Ministerio de Transición Ecológica". Esta autorización era "indispensable" para poder reanudar la instalación y los ajustes dosimétricos del equipo.

La autorización, según ha subrayado, ha llegado en pleno estado de alarma por la pandemia y conllevado sortear con éxito dificultades añadidas, entre ellas, contar con un permiso especial de viaje para los ingenieros de instalación procedentes del Reino Unido a fin de poder concluir cuanto antes el último período de la instalación y los ajustes necesarios del acelerador lineal.

Esta fase de ajustes concluyó hace unos días con la aceptación del equipo por parte del Servicio de Radiofísica del Hospital. Durante las pruebas de aceptación, el fabricante demuestra que el equipo cumple las especificaciones técnicas, tanto de fabricación como las exigidas en el concurso público de compra.

Así, desde ese mismo momento, el Servicio de Radiofísica del centro hospitalario inició el proceso de puesta en marcha, la recta final que aún se prolongará durante unas semanas, en las cuales es necesario caracterizar los haces de radiación, preparar los sofisticados sistemas de cálculo y realizar verificaciones exhaustivas de las distintas fases de tratamiento a fin de comprobar su absoluta precisión y exactitud antes de poder ser utilizados con pacientes.

Para la realización de estas pruebas necesarias, a lo largo de 2018 se incorporó diverso equipamiento de dosimetría por valor superior a 200.000 euros, financiado directamente por el Servicio Andaluz de Salud. Finalmente, será preciso contar con la autorización de funcionamiento para el tratamiento de pacientes por parte del Consejo de Seguridad Nuclear.

PLAN FORMATIVO

En paralelo, se inició un Plan de Formación específico de tres semanas intensivas dirigido a los distintos profesionales que utilizarán el nuevo acelerador lineal, técnicos especialistas en radioterapia, especialistas en radiofísica y oncólogos radioterápicos. Esta formación es imprescindible para aprovechar al máximo todos los recursos de la unidad de tratamiento y ponerlos a disposición de los pacientes oncológicos de la provincia.

El nuevo equipo permite hacer todas las técnicas de tratamiento disponibles hoy en día. Cuenta con haces de electrones y fotones, y con un tipo de haces denominado sin filtro aplanador o de alta intensidad que permiten acortar el tiempo de administración de los tratamientos más largos, mejorando "notablemente" la confortabilidad del paciente.

En el mismo equipo va incorporado un sistema de adquisición de imagen por rayos X capaz de realizar un TAC del paciente en la posición de tratamiento sincronizado con la respiración. En combinación con los dos sistemas mencionados, una mesa automatizada con seis grados de libertad permite corregir la posición del paciente de acuerdo con los sistemas de imagen.

Mientras comienza el funcionamiento de este acelerador, el hospital cuenta con otro equipo para tratamientos y, durante todo este proceso, "se han tomado desde el primer momento las medidas organizativas oportunas para garantizar los tratamientos de los pacientes en la unidad disponible". Con ello, los pacientes están recibiendo tratamiento de radioterapia "dentro de los plazos óptimos para cada una de las patologías".

Estas medidas han consistido en la optimización de los flujos de trabajo, la ampliación de horarios hasta las 24,00 horas y la apertura del servicio en sábados para mejorar la atención y ampliar las posibilidades de tratamiento. Asimismo, se cuenta con personal adicional (radiofísico, oncólogo de radioterapia, enfermería y técnicos de radioterapia) para apoyar en la puesta en marcha del equipamiento y la ampliación de turnos.

Todo ello se enmarca dentro del Plan Andaluz de Radioterapia y el convenio con la Fundación Amancio Ortega, mediante el cual, el hospital recibió diverso equipamiento que supone una inversión total de 2.610.000 euros consistente, además, en la actualización del otro acelerador, la instalación de una red de registro de tratamientos de radioterapia, y un sistema de planificación centralizado, actualizaciones que se encuentran en uso desde el 2017 y han permitido realizar los mejores tratamientos a más de 2.500 pacientes desde su instalación.

Contador