Publicado 26/11/2021 13:37CET

El hospital de Riotinto (Huelva) incorpora una técnica para la extirpación de pólipos y miomas uterinos sin ingreso

Profesionales del hospital Riotinto.
Profesionales del hospital Riotinto. - JUNTA DE ANDALUCÍA.

MINAS DE RIOTINTO (HUELVA), 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El hospital de Riotinto, en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha puesto en marcha en los últimos días una nueva técnica quirúrgica que posibilita la extirpación de pólipos y miomas uterinos sin necesidad de ingreso, mejorando así "considerablemente" la calidad en la asistencia y comodidad de la población femenina de esta zona de la provincia que deba someterse a una intervención de este tipo.

En concreto, se estima que unas 60 mujeres al año se van a beneficiar de este nuevo procedimiento incorporado por la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología, Obstetricia y Pediatría del centro. Se trata de una modalidad de histeroscopia mínimamente invasiva que se realiza de forma programada en régimen ambulatorio, de manera que la paciente es dada de alta el mismo día poco tiempo después de la operación, lo que favorece su reincorporación inmediata a su vida cotidiana.

Para el desarrollo de esta técnica el Servicio de Ginecología se ha dotado de nuevo equipamiento e instrumental de quirófano, en concreto, un histeroscopio de menor calibre, que facilita a los profesionales el abordaje quirúrgico con mayor precisión y de manera mucho menos invasiva que a través de los procedimientos tradicionales. Con este avance "se potencia la cartera de prestaciones del hospital comarcal en el ámbito ginecológico a disposición de la población diana".

Los pólipos y miomas intracavitatorios son masas o formaciones anómalas de tejido que se originan en el útero, el aparato reproductor femenino, pudiendo afectar a entre un 40 y 50 por ciento de las mujeres en edad fértil. Son de carácter benigno, pero eso no les exime de riesgos y que puedan provocar numerosos problemas, tales como dolor, sangrado vaginal anómalo y disminuir la fertilidad y dificultar el embarazo.

Sus síntomas se pueden controlar con tratamiento farmacológico, si bien en algunas ocasiones, debido a su tamaño, peso o localización, los facultativos consideran necesario proceder a su extirpación para evitar las complicaciones aparejadas existentes y mejorar la calidad de vida en la paciente.

La técnica implantada por la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología, Obstetricia y Pediatría no solo refuerza la seguridad en el proceso al reducirse los riesgos de la cirugía convencional y facilita una recuperación mucho más rápida, sino que además agiliza la asistencia y supone una optimización en el uso de los recursos sanitarios, al efectuarse en el mismo día y no requerir ingreso hospitalario.

El impulso de esta medida de mejora en la asistencia responde al compromiso del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, al que pertenece el Hospital de Riotinto, con el avance constante y la ampliación de los recursos para los alrededor de 70.000 vecinos de las comarcas onubenses de la Sierra, Cuenca Minera y parte del Andévalo que integran su población de referencia, en consonancia con las políticas de calidad en la atención de la Consejería de Salud y Familias.