Actualizado 18/08/2022 18:31

El Hospital de Andújar (Jaén) forma a su personal para abordar casos de violencia de género

Formación en violencia de género
Formación en violencia de género - JUNTA DE ANDÚJAR

ANDÚJAR (JAÉN), 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Alto Guadalquivir, en Andújar (Jaén), está llevando a cabo distintas acciones formativas y de sensibilización con sus profesionales para actualizar su conocimiento en el abordaje sanitario en casos de violencia de género que tengan que ser atendidos en el centro hospitalario.

Según se ha informado desde la Junta de Andalucía, las últimas actividades de este tipo han estado dirigidas a los médicos internos residentes que se han incorporado este año junto al resto de MIR que está completando este período formativo en el hospital, así como al nuevo personal que cubre el período estival.

En lo que va de año se han formado en total 186 profesionales, entre los que se encuentran 68 profesionales de Enfermería, 61 técnicos especialistas en Cuidados de Enfermería, 29 facultativos, 15 MIR y ocho celadores, además de cinco alumnos que han desarrollado sus prácticas en el hospital andujareño. El resto del personal se está reciclando de forma progresiva, ya que este tipo de formación es continuada y se lleva a cabo todos los años.

La formación es impartida por una de las referentes en violencia de género del centro hospitalario, la enfermera de la Unidad Especial Gema Berrios. Según ha afirmado Berrios, la violencia de género está considerada por la Organización Mundial de la salud como un problema de salud pública y los agentes de salud tienen "una posición privilegiada para la detección y abordaje de este tipo de violencia", por lo que también está "la obligación de actuar en línea con ello".

Atendiendo precisamente a este compromiso social y sanitario, el Hospital Alto Guadalquivir lleva desde sus inicios trabajando de manera reglada en contra de la violencia de género. Actualmente se encuentra inmerso en el período de autoevaluación para certificarse en el último trimestre del año como centro comprometido contra la violencia de género, distintivo promovido por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud con el objetivo de formar una red de centros especializados en la sanidad andaluza en la atención integral a mujeres víctimas de violencia de género.

El contenido de cada una de las acciones de formación continuada que se están desarrollando en el centro se adapta a cada una de las áreas y especialidades sanitarias que deben atender casos de violencia de género, así como agresiones sexuales. Se busca con ello que la resolución de los casos tenga una mayor agilidad y se lleve a cabo con todas las garantías sanitarias y de coordinación con los entes administrativos, judiciales y policiales que están implicados en este tipo de atención.

De esta forma, se incluyen aspectos como la situación social y familiar que se está viviendo en violencia de género en nuestro país y, en concreto, en la comarca de Andújar, la definición otorgada por la ONU en 1993 y en qué consiste el ciclo de la violencia. Del mismo modo, se abordan los factores por los que una mujer se mantiene dentro de ese ciclo tóxico, pudiendo empatizar con las dificultades de salir de ese bucle, evitando de esta forma emitir juicios de valor.

En la parte clínica, se pone en conocimiento de los profesionales los protocolos de actuación que existen a nivel nacional, regional y local contra la violencia de género, los conceptos que deben manejarse y cómo actuar en una entrevista clínica, profundizando en las preguntas para valorar el tipo de maltrato, la intensidad y su duración. Posteriormente, se hace un repaso por el plan
de actuación y por las diferentes fases de la atención, ya sea en el área de Urgencias, Consultas Externas u Hospitalización.

Para finalizar la actividad formativa, se realiza una presentación de los casos abordados en el centro hospitalario andujareño en 2021 y 2022, buscando reforzar los aspectos positivos y presentar las áreas de mejora en cada uno de ellos.

De cara a los casos de violencia de género en una mujer que tenga hijos, también se hace una formación específica sobre el abordaje sobre los menores como víctimas directas de este maltrato, así como los dependientes que conviven con la mujer. También se da gran importancia a las mujeres con especial vulnerabilidad, como son mujeres embarazadas, mayores de 65 años, migrantes, que habitan en el medio rural, positivas en VIH, con diversidad y/o discapacidad funcional y expresión o identidad de género.

Otro de los aspectos que se repasan son los recursos que tanto la administración como la sociedad civil pone a disposición de las mujeres que sufren violencia de género.