Junta: El aceite de oliva debe quedar fuera del nuevo etiquetado de alimentos "porque no refleja" sus beneficios

Sánchez Haro (d) en la cooperativa La Unión, de Úbeda.
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 19/11/2018 17:39:56 CET

JAÉN, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha considerado que el aceite de oliva "no tiene que estar incluido" en el nuevo etiquetado nutricional planteado por el Gobierno porque "no refleja los beneficios" de este producto, "uno de los más saludables" y pilar de la dieta mediterránea.

Así lo ha señalado este lunes en Úbeda (Jaén) a preguntas de los periodistas sobre el etiquetado de productos alimentarios y bebidas anunciado hace una semana por la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, siguiendo el modelo Nutri-Score, que otorga un color a cada alimento en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas.

Sánchez Haro ha afirmado que "el aceite de oliva no tiene que estar incluido en este etiquetado porque este etiquetado no refleja los beneficios que tiene el producto". De este modo, a su juicio, "la única opción sería que la etiquetas recogiesen las particularidades de la dieta mediterránea y entonces el aceite de oliva debería tener una etiqueta verde con una recomendación de consumo máximo diario".

"Todo lo que no sea esto, bajo nuestro punto de vista es un auténtico disparate, ya que con este sistema de etiquetado nos podemos encontrar con la contradicción de una mala calificación para uno de los productos más sanos que existen, como es el caso del aceite de oliva", ha subrayado.

De hecho, según ha añadido el titular de Agricultura, "el propio Ministerio ya ha abierto la puerta a excluir algunos productos de este etiquetado, como la leche, los huevos o, en este caso, el aceite de oliva".

En este sentido, se ha mostrado convencido de que "la cuestión al final se va a aclarar y el aceite de oliva no se va a ver afectado". Y es que, "no tiene ningún sentido" y "sería una auténtica barbaridad" que "uno de los productos más sanos y saludables, uno de los principales componentes de la dieta mediterránea, acabe con una etiqueta que no favorece en absoluto su consumo".

Contador