Actualizado 26/09/2022 18:34

Profesionales del Área Sanitaria Norte promueven hábitos saludables para evitar el cáncer de pulmón

Uno de los talleres.
Uno de los talleres. - JUNTA

JAÉN, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Profesionales del Área Sanitaria Norte de Jaén promueven hábitos saludables para evitar el cáncer de pulmón y lo hacen a través de encuentros que permitan al personal sanitario contar con la formación necesaria para trasladar a la población la importancia de la prevención frente a esta enfermedad.

Este tipo de actividades se realizan en el marco de la Semana Europea del Cáncer de Pulmón, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de prevenir, detectar y actuar de forma precoz contra esta enfermedad, según ha informado este viernes el Gobierno andaluz.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) ha elaborado el Código Europeo contra el Cáncer. Es un programa de doce puntos orientado a la adopción de un estilo de vida más saludable para prevenir tanto el cáncer de pulmón como de cualquier tipo.

Entre ellos, destaca no fumar tabaco y evitar exponerse al humo y ambientes para fumadores, convertir el hogar en un espacio libre de humo, realizar actividad física diariamente o mantener una alimentación balanceada y saludable: consumir granos, legumbres, verduras y frutas, así como proteínas.

También se recomienda evitar ambientes o espacios físicos expuestos a niveles de contaminación y radiaciones elevados, la exposición al níquel y al radón y el contacto con materiales que contienen fibras de asbesto (aislamientos, minería, industria textil), petróleo y sus derivados.

El cáncer de pulmón continua siendo la primera causa de muerte por cáncer en España como en la Unión Europea en ambos sexos, constituye la primera causa de muerte entre los hombres y la segunda entre las mujeres. La Comisión Europea asegura que es posible reducir hasta un 50 por ciento el riesgo de desarrollar cáncer si se abordan los factores de riesgo clave.

Esta enfermedad es considerada silenciosa, ya que los signos o síntomas son prácticamente imperceptibles en la primera etapa de la enfermedad y se detecta en fases avanzadas.

Es importante reconocer sus síntomas (tos persistente, sensación de falta de aire, dolor en el pecho y esputos con sangre) para realizar un diagnóstico precoz dado que no existe ningún tipo de cribado poblacional como otros tipos de cáncer (Mama, Colorrectal, cervix) y en muchas ocasiones se diagnostica en un estado muy avanzado.

El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón aumenta con la edad, predisposición genética, evidencia de antecedentes familiares de la enfermedad, así como en pacientes diagnosticados con otras enfermedades, como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Entre el 85 y 95 por ciento de cáncer de pulmón son generados por el tabaco, por lo que constituye el principal factor de riesgo. Los fumadores tienen un riesgo entre diez a 20 veces mayor de desarrollar cáncer de pulmón que los no fumadores.

Contador