Actualizado 21/10/2020 13:30 CET

El impacto del Covid rebaja un 62% la detección precoz del melanoma en el Hospital Costa del Sol

El impacto de la Covid 19 reduce en un 62% la detección precoz del melanoma en el Hospital Costa del Sol
El impacto de la Covid 19 reduce en un 62% la detección precoz del melanoma en el Hospital Costa del Sol - JUNTA

MARBELLA (MÁLAGA), 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El impacto de la COVID-19 ha reducido en un 62 por ciento el diagnóstico precoz del melanoma en el Hospital Costa del Sol. Este dato se desprende de un estudio restrospectivo realizado por el área de Dermatología de este centro en el que han analizado el número de melanomas y el grosor de estos tumores detectados en el hospital, comparando los pediodos de abril a agosto de 2020 en relación al mismo periodo de 2019.

En este sentido, los resultados indican que en el año 2019 entre estos meses se detectaron 48 casos de melanoma, mientras que en este mismo periodo en 2020 durante la actual pandemia COVID, se han diagnosticado 18, lo que supone esta caída del 62 por ciento en el número de casos hallados.

Además, el año pasado el número de estos tumores potencialmente letales --de más de dos milímetros de grosor-- era del seis por ciento mientras que en 2020 es del 38 por ciento, es decir, seis veces más que en 2019, según ha informado la Junta en un comunicado.

Para los especialistas en Dermatología de este hospital, estos resultados pueden estar relacionados con el impacto de la pandemia COVID en la ciudadanía.

"Desde el inicio de las crisis sanitaria, los dermátologos venimos alertando sobre el impacto que el COVID podría tener en la detección precoz del melanoma", ha destacado la directora de esta área en el Hospital Costa del Sol, Magdalena de Troya, que, además, ha añadido que "nuestra sospecha fundamental era que, con el miedo y también con las restricciones de accesibilidad de los pacientes a los servicios de salud durante este periodo tan crítico que estamos viviendo, se pudiera estar produciendo un retraso en el diagnóstico de los pacientes o incluso que algunos de ellos ni siquiera llegaran a consultarnos".

Teniendo en cuenta estos datos, desde este servicio hacen un llamamiento a la ciudadanía para que revisen sus lunares y para que si identifican algún signo de alarma, es decir, asimetría, bordes irregulares, cambios en el color, aumento de tamaño o sobre elevación del mismo, consulten con su médico de Atención Primaria.

Para De Troya, "hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías y al sistema de teledermatología somos capaces de dar una respuesta en 48/72 horas haciendo una valoración diagnóstica especializada a los pacientes. Llegado el momento, si identificamos una lesión lo más mínimamente sospechosa de melanoma, el paciente va a ser citado precozmente a las consultas de dermatología y se iniciará el proceso de ratificación del diagnóstico y de tratamiento radical".

Asimismo, ha incidido en "alentar a los ciudadanos a una actitud responsalbe de realizar un chequeo de sus lunares y de consultar en caso de que tengan algún signo de alarma de cáncer de piel".