Una jornada en el Hospital Costa del Sol sensibiliza y conciencia a la población sobre la psoriasis

Publicado 27/11/2019 16:49:46CET
Jornada sobre psoriasis en el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga)
Jornada sobre psoriasis en el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga) - JUNTA DE ANDALUCÍA

MARBELLA (MÁLAGA), 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Área de Dermatología del Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga) organizó este martes la jornada sobre psoriasis 'Reconecta' con el objetivo de visualizar, sensibilizar y concienciar a la población sobre esta enfermedad autoinmune y, además, apoyar a las personas afectadas ofreciéndole, de forma integral, consejos y técnicas de autoayuda y autocuidados que les permita mejorar su calidad de vida.

Este evento que ha contado con la participación de 'Acción Psoriasis' y el patrocinio de Lilly, ha estado dirigido a pacientes y familiares que, durante la jornada, han recibido también información sobre la enfermedad y tratamientos en todas sus dimensiones.

En el acto de inauguración participaron el coordinador de Procesos Estratégicos de la Agencia Sanitaria Costa del Sol, Ignacio Souviron; la directora del área de Dermatología, Magdalena de Troya; y la responsable de Comunicación de 'Acción Psoriasis', Nuria Zapater.

La psoriasis es una enfermedad crónica sistémica y enormemente compleja que afecta no solo a la piel sino también a otros órganos, para la que hoy en día no existe un tratamiento definitivo curativo. Está presente en el dos por ciento de la población aproximadamente y tiene un factor hereditario claro pero también otros muchos que son ambientales y que no son del todo conocidos.

Una vez que se desencadena la enfermedad, se produce un proceso inflamatorio sistémico interno cuyo conocimiento ha cambiado el concepto de concebir esta patología y su abordaje, que hasta hace una década, parecía o se creía que sólo afectaba a la piel.

Una vez que se desencadena esta enfermedad hace acto de presencia en la piel con lesiones en mayor menor intensidad y/o extensión pero también afecta internamente. Aproximadamente un 30 por ciento de los pacientes que la padecen tienen una afectación articular en forma de artritis soriásica que es muy limitante y también pueden padecer un trastorno metabólico que puede dar lugar a otros problemas de salud como la obesidad, la hipertensión, la diabetes melitus, el hígado graso, etcétera.

Todo esto, han indicado desde el centro sanitario en un comunicado, hace que haya un impacto importante en la salud y en la calidad de vida de los pacientes que puede ser limitada o severa. En algunos casos, estos pacientes terminan siendo afectados por ansiedad o depresión. Se trata, por tanto, de una enfermedad 360 grados que puede afectar también al estado de ánimo.

A través de esta jornada también se les ha dado a conocer herramientas de autoayuda y autocuidado tanto de la piel sobre cómo cuidarla para conseguir estar menos sintomáticos, como de la alimentación y el control de la dieta para abordar los posibles problemas de obesidad y otras comorbilidades que a veces están asociados al trastorno metabólico provocado por la enfermedad.

Todos estos aspectos a veces provocan pensamientos y emociones negativas en los pacientes y durante esta sesión se han ofrecido herramientas para poder autogestionar estos sentimientos y que no contribuyan, en forma de estrés, al empeoramiento de su enfermedad y calidad de vida.

La jornada se ha centrado en la técnica 'mindfulness', basadas en técnicas de meditación oriental y ha demostrado que con la incorporación de pequeñas rutinas y prácticas diarias centradas en la atención plena al momento presente y la autocompasión, se puede encontrar un equilibrio emocional que mejora la piel y los otros efectos sobre el organismo que provoca esta enfermedad.

"Hay estudios de investigación y bastantes evidencias científicas que así lo confirman. De hecho, el hospital cuenta con un estudio realizado hace dos años con pacientes de psoriasis con resultados bastante positivos", han precisado.

Con este enfoque se ha tratado de dar un abordaje integral teórico-práctico para que los asistentes conozcan y sepan cómo abordar esta enfermedad. Para ello, se ha contado con ponentes, pacientes expertos, dermatólogos y enfermeras expertas en estas temáticas que han ofrecido charlas teóricas. Además, se ha realizado un taller experiencial donde han enseñado a poner en marcha esa práctica de 'mindfulness' a los pacientes que han asistido.

'Reconecta' ha contado, por tanto, con la colaboración como ponentes de dos dermatólogos del Hospital Costa del Sol, Silvia Habicheyn y Pablo García; con el delegado territorial de Acción Psoriasis, Antonio Manfredi; y con las enfermeras dermatológicas del propio hospital, Belén Ramírez y María Jesus Bravo.

Entre los contenidos que se han expuesto en esta primera parte del taller se han tratado temas: cómo es vivir con psoriasis, cuáles son los hábitos de vida que contribuyen a mejorar en control de la enfermedad (en todos los planos: físico, emocional y social), y cuáles son las clases para comprender la patología como paciente.

Tras estas ponencias, ha intervenido la enfermera del Hospital de Alta Resolución (HAR) de Benalmádena e instructora de 'mindfulness', Encarnación Carrero, que ha impartido una clase magistral basada en esta disciplina, donde ha incluido una gran variedad de ejercicios dirigidos a disminuir el estrés que provoca la patología en los pacientes explicando cuáles son las mejores prácticas para mejorar su calidad de vida.

Durante el taller, ha aludido a la importancia de mejorar el equilibrio emocional: "Reduciendo los niveles de estrés, mejora la salud de su piel de forma directa, lo que infiere directamente en una posible reducción en el número de brotes que origina la enfermedad".

Para García, este tipo de prácticas son favorecedoras para los pacientes ya que además de ayudarles a mejorar su bienestar psicológico puede hacer que se controle mejor su enfermedad, debido a la reducción en el número de brotes. Así, ha destacado "como expertos, además de manejar su enfermedad desde el punto de vista clínico, es fundamental que ayudemos a estos pacientes a comprender mejor la patología y les ofrezcamos una serie de consejos que les permitan mejorar determinados aspectos de su enfermedad, en el plano físico como emocional".

Antonio Manfredi ha señalado que vivir con psoriasis puede tener un impacto emocional en las personas que la padecen. "Para los pacientes estas iniciativas son muy necesarias ya que, aparte de mostrarles técnicas para mejorar el automanejo de la enfermedad, lo cual les llena de esperanza, también damos a conocer la psoriasis a personas que no sabían de su existencia, mejorando así el conocimiento de la enfermedad entre la sociedad y comprendiendo el impacto psicológico que pueda tener esta enfermedad en las personas que conviven con ella", ha concluido.

Contador